Un machucón grave puede derivar en la amputación de una extremidad. (Foto: Especial)

¿Qué hacer si me machuco un dedo?

Lo principal es hacer una valoración para conocer la gravedad de la lesión
Melissa Sierra Ulloa | El Universal
01 Diciembre, 2018 | 08:00 hrs.

Machucarse un dedo puede parecer una lesión común de baja gravedad, sobretodo en niños y adolescentes. Sin embargo, para evitar complicaciones hay que saber qué hacer en caso de una contusión como ésta. El traumatólogo Jaime Torres Trejo, especialista de Doctoralia, nos dice qué hacer si te llega a ocurrir este incidente.

Un machucón se genera cuando una superficie sin punta provoca una lesión en los tejidos de la mano, esta lesión es a causa de una fuerza física o u mecanismo de presión. Depende de la gravedad de la contusión, se generan una serie de reacciones celulares en la zona afectadas. Estas reacciones pueden ser reversibles o permanentes.

De acuerdo con Jaime Torres, lo primero que se debe hacer al machucarse es valorar el nivel de gravedad de la lesión, esto para determinar qué tipo de tratamiento se necesita. La valoración la debe hacer un especialista, generalmente un traumatólogo.

Cuando se presenta una lesión leve se debe limitar la respuesta celular del tejido lastimado, para ello se pueden realizar las siguientes acciones:

-Inmovilizar la zona afectada con férula o molde de yeso.

-Aplicar un vendaje algodonado para limitar la hinchazón

-Utilizar hielo en la zona afectada para evitar que ésta se hinche.

-Administrar medicamentos antiinflamatorios.

-Mantener elevada la región afectada.

Las lesiones leves pueden presentar hematomas de color violeta y que pueden cambiar a color azul, verde y amarillo. Es importante que aunque la lesión sea leve, se vigile que haya circulación y sensibilidad en la zona, y si hay dolor, éste sea tolerable. Si la uña se pone negra es necesario valorar si la coloración se debe a un hematoma o es señal de una complicación.

Torres Trejo indicó que las lesiones severas que no se atienden a tiempo, pueden presentar necrosis o muerte del tejido machucado, lo que puede derivar en una amputación de la extremidad. Por ello es importante la observación y la valoración de un médico. Si la zona afectada presenta un hematoma de color negro, el tejido está frío, seco, acartonado y hay pérdida de sensibilidad, quiere decir que la contusión es grave y hay que acudir de inmediato al doctor.

“La mejor recomendación para los machucones siempre va a ser la prevención”, mencionó Torres, por ello que hay que poner atención cuando se realizan tareas que puedan lastimar y tener el equipo y conocimiento necesario para realizarlas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS