Este tipo de infecciones es más común en las mujeres. (Foto: Especial)

¿Qué es una infección urinaria?

Las infecciones de vías altas son más severas y pueden poner en riesgo a los riñones
Darinka Gómez | El Universal
19 Julio, 2019 | 09:00 hrs.

Se conoce como infección urinaria a aquella infección que aparece en alguno de los órganos que forman parte de sistema urinario, tales como la vejiga, la uretra, uréteres y el riñón. 

Este tipo de infecciones se dividen en infecciones de vías urinarias altas o bajas según el sitio donde se localice la infección. 

Las infecciones de vías urinarias bajas son las más comunes y se presentan en la vejiga o en el conducto que sale de ella y expulsa la orina, la uretra.  Por su parte, las infecciones de vías urinarias altas son las que aparecen en los riñones o en los conductos que salen de ellos, los uréteres. 

Así lo explica el médico internista Sergio Jiménez, quien también señala que este tipo de infecciones son más comunes en las mujeres. 

“Sus principales síntomas son malestar, dolor a la hora de orinar, sensación de que no se termina de orinar y ganas de ir con mucha frecuencia al baño; también puede haber un olor penetrante en la orina”, explica el especialista.

En algunos casos también puede haber presencia de sangre en la orina, lo cual ocurre cuando la vejiga se inflama tanto que algunos de los vasos (capilares) que recubren este órgano se rompen. “Si esto ocurre se considera que la infección un poco más servera”, agrega Jiménez.  

Por otro lado, si además la persona experimenta dolor de espalda, náuseas, vómito puede tratarse de una infección de vías urinarias altas mejor conocida como pielonefritis la cual afecta y compromete a los riñones por lo que requiere un tratamiento más especializado. 

El médico también explica que existen varios factores de riesgo que pueden condicionar la aparición de una infección entre los que se encuentran: un vaciamiento incompleto al orinar, aguantarse las ganas de ir al baño por mucho tiempo y tomar poca agua. 

El aguantarse mucho tiempo condiciona vejiga sobredistendida, y la orina, que normalmente es un líquido estéril, se colonice con las bacterias que tenemos en el tracto urinario.

Por su parte, orinar es el mecanismo que el cuerpo tiempo para eliminar toxinas y cuando hacemos del baño también se arrastran las bacterias. “Si no tomamos agua y no vamos al baño las bacterias se acumulan e incrementan el riesgo de infección”, expresa el doctor.  

La alimentación también influye ya que la orina debe ser estéril y para esto mantiene un ph ácido que la protege de las bacterias; sin embargo, con la alimentación podemos hacer que se vuelve alcalina y más propensa al crecimiento de agentes patógenos. 

Por último, el especialista señala que mujeres más predispuestas debido a que el conducto que va de la vejiga a la uretra es de menor longitud que en los hombres y las bacterias avanzan de manera más fácil hacia la vejiga 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS