De trata de un mal que es causado por parásitos. (Foto: Especial)

¿Qué es la sarna?

La sarna es un problema de piel que pueden llegar a padecer los perros y otros animales
Darinka Gómez | El Universal
19 Abril, 2019 | 10:00 hrs.

La sarna es un problema de piel que pueden llegar a padecer los perros, y otros animales, y es provocado por algunas clases de artrópodos.

Así lo señala la veterinaria Laura Bernal, quién también comenta que en el caso de los perros existen tres diferentes tipos: la sarna demodécica o demodex, la sarcóptica o sarcoptes y la otodéctica o otodex.

“En primer lugar está la sarna demodécica, un tipo provocado por el parásito demodex, éste se encuentra de forma natural en el perro pero se puede convertir en un problema cuando los perros se encuentran bajos de defensas”, explica.

Cuando el sistema inmune de los perros se debilita, la población de los parásitos que se encuentran de forma normal en su piel crecen y esto es lo que provoca daños en su piel.

El tratamiento para este tipo de sarna consiste tratar la baja de defensas y equilibrar de nuevo la población de demodex en el cachorro.

Por otro lado está la sarna sarcóptica o sarcoptes, la cual provoca daños más severos que la anterior. Los perros pueden contagiarse de este parásito al estar en contacto con otro perro enfermo o con las cosas, como camas o toallas, del mismo.   

En este tipo de sarna el parásito provoca graves daños a la piel debido a que se alimenta del tejido, deja en el su excremento y también deposita allí sus huevecillos; todo lo anterior hace que la piel se deteriore y se irrite.

Por último está la sarna otodéctica de la cual su principal síntoma es la otitis (inflamación de los oídos) y que se genera principalmente por causas genéticas, tanto por predisposición del perro como por predisposición de ciertas razas.

“Algunos perros pueden tener provenir de familias con predisposición a la otitis pero también algunas razas, sobre todo las que tiene orejas grandes, pueden ser propensas a este mal. Esto debido a que en las orejas grandes no entra mucha luz ni oxígeno”, comenta la especialista.

En general, los síntomas de la sarna en todos los casos son similares. Consisten en piel enrojecida, caída de cabello, comezón, laceraciones y piel babosa debido a la pus que generan las heridas, según señala Bernal.

En el caso de los dos últimos tipos de sarna mencionados el tratamiento consiste en cortar el cabello, usar extoparaciticidas (medicamento para eliminar los parásitos), antiinflamatorios y en algunos casos baños cada dos semanas con jabón especial.

Los gatos también pueden padecer esta enfermedad y se manifiesta en ellos de manera similar.

En esta especie la sarna también es altamente contagiosa y causada por parásitos pero en ellos actúan otro tipo de ácaros tales como Ácaro notoedres cati, ácaro otodectes cynotis,  ácaro cheyletiella blakei, ácaro demodex cati, de acuerdo con información del Colegio de Veterinarios de Madrid.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS