En la radioterapia se utilizan haces de energía intensa para destruir las células cancerígenas (Foto: Especial)

¿Qué es la radioterapia?

La función principal de la radioterapia es la destrucción del material genético que controla el crecimiento de las células
Juan Carlos Cortés |El Universal
05 Noviembre, 2019 | 13:00 hrs.

Entre los diversos tratamientos que existen para el cáncer de pulmón está la radioterapia. Ésta es un tratamiento en donde un dispositivo emite radiaciones directamente al tumor cancerígeno, explica Feliciano Barrón Barrón, médico oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

“Cuando existe un tumor pequeño lo que se hace es un procedimiento quirúrgico, sin embargo, cuando el tumor es demasiado grande y ha hecho metástasis en otros órganos, es recomendable la radioterapia”, menciona el especialista.

La Clínica Mayo dice que en el tratamiento de radioterapia se utilizan haces de energía intensa para destruir las células cancerígenas. Regularmente se utilizan rayos X, sin embargo, también, se puede usar otro tipo de energía como protones.

La clínica menciona que este tipo de radiación proviene de una máquina que se encuentra fuera del cuerpo y se apuntan los rayos a un punto en específico del cuerpo. En ocasiones se ocupa otro tipo de radioterapia llamada braquirradioterapia, lo cual se coloca dentro del cuerpo.

La función principal de la radioterapia es la destrucción del material genético que controla el crecimiento de las células. Este tratamiento también daña a las células sanas, pero existe la posibilidad de que las células normales se reparen del daño causado por el tratamiento.

Los pacientes expuestos a radioterapia pueden presentar efectos secundarios, estos varían dependiendo la parte del cuerpo en que se realice la radiación. Sin embargo, la mayoría de estos efectos son temporales y se pueden controlar. Después de que finalice el tratamiento desaparecen los efectos secundarios. Algunos de ellos son:

Cualquier parte del cuerpo

Caída del vello o cabello en la zona que se realice la radiación, también, puede presentar irritación el la piel donde se realiza el tratamiento.

Cabeza y cuello

Los síntomas en esta parte del cuerpo son sequedad en la boca, saliva espesa, llagas en la boca, caries, dificultad para tragar, dolor en la garganta y cambios en el gusto de la comida.

Pelvis

En la pelvis los síntomas son diarrea, irritación de la vejiga, constante necesidad de orinar y disfunción sexual.

Tórax

La radiación en el tórax causa dificultad para tragar, tos y falta de aire.

Abdomen

En el abdomen el paciente presenta náuseas, vómitos y diarrea.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS