Vivir en hogares hacinados y el consumo de tabaco puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad. (Foto: Especial)

¿Qué es la neumonía?

La principal forma de contagio es mediante la aspiración de “gotitas” que una persona enferma arroja al estornudar
Redacción | El Universal
12 Noviembre, 2018 | 17:52 hrs.

La neumonía es una infección respiratoria causante del 15% de todas las defunciones de niños menores de cinco años, de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su tratamiento oportuno previene la aparición de consecuencias graves, incluida la muerte.

Sergio Monraz Pérez, neumólogo adscrito a la Subdirección Médica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), la enfermedad es causada por virus y bacterias como: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae de tipo b y el virus Pneumocystis jiroveci.

Explica que en el caso de la neumonía causada por la presencia de un virus, como el de la influenza, el periodo de latencia (tiempo en el que se desarrolla la enfermedad) puede ser desde 72 hasta 96 horas.

Tiempo en el que suelen aparecer síntomas como fiebre, tos y en la mayoría de los casos dolor de cabeza. Además de escurrimiento nasal, ojos llorosos, ataque al estado general y dolor de cuerpo y articular.

Mientras que en la neumonía bacteriana, de acuerdo con la Clínica Mayo, puede originarse sola o después de haber sufrido un resfriado o gripe.

En ambas patologías, explica, la principal forma de contagio es a través de la aspiración de las “gotitas” que una persona enferma arroja al estornudar o toser.

Algunos otros factores que aumentan la predisposición a sufrir la enfermedad incluyen el consumo de tabaco, vivir en hogares hacinados y la contaminación del aire interior.

Esta afección puede tener consecuencias graves, como la muerte, si no se proporciona atención médica inmediata, especialmente si se trata de adultos mayores.

Otra de las consecuencias que puede llegar a desencadenar una neumonía viral mal tratada, señala por su parte el neumólogo intervencionista Baltazar Pech Alonsoes que la capacidad de los pulmones para cambiar oxígeno por dióxido de carbono disminuya, obtener una infección bacteriana, la cual complicaría la salud de la persona, e insuficiencia respiratoria.

“Cuando la infección es muy grave y el agente es muy agresivo puedes tener insuficiencia respiratorio en las siguientes 48 a 72 horas en las que empezaron a aparecer síntomas. Por eso el tratamiento se debe de dar en las próximas 48 horas”, señala.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS