Los niños pequeños tienen mayor predisposición a padecerla. (Foto: Especial)

¿Qué es la meningitis?

Otras posibles causas de la meningitis son la presencia de algunos tipos de hongos en el organismo
Darinka Gómez | El Universal
24 Abril, 2019 | 11:00 hrs.

La meningitis es un proceso inflamatorio de las membranas que surge principalmente como resultado de una infección bacteriana.

Así lo señala la neuróloga Aracely Ochoa Gutiérrez, quien también explica que los niños pequeños tienen mayor predisposición a padecerla aunque cualquier persona, a cualquier edad, puede desarrollar meningitis.

“Las personas más vulnerables son aquellas con un sistema inmune comprometido, tales como pacientes con VIH o con otras enfermedades que les provoquen tener bajas  sus defensa; embarazadas y adultos mayores también son más susceptibles”, agrega Ochoa, quien es especialista de Doctoralia.

Los principales síntomas de una meningitis son dolor de cabeza intenso, fiebre, náuseas, vómito, fotofobia (la luz molesta de manera excesiva), rigidez en la nuca y, en el estado más avanzado de la enfermedad, confusión, agitación y crisis convulsivas.

Sino se diagnostica a tiempo las complicaciones pueden ser severas y la persona corre el riesgo de caer en un estado de coma, sufrir múltiples infartos cerebrales, generar hidrocefalia y, por último, la muerte.

Lo mejor para la persona es que el diagnóstico se dé dentro de las primeras 48 horas, para así prevenir la aparición de las complicaciones; sin embargo, esto muchas veces no ocurre debido a que las personas dejan pasar mucho tiempo antes de consultar a un médico.

Muchas personas se toman un analgesico para el dolor de cabeza y lo único que logran es enmascarar los síntomas mientras la enfermedad y el daño siguen avanzando. Es importante no automedicarse y siempre asistir con un especialista para descartar cosas graves, más vale exagerar”, comenta.

En el caso de los niños pequeños los papás también suelen dar medicamentos para calmar la fiebre pero si los administran y ven que aún así el niño no deja de llorar es vital llevarlo cuanto antes el médico.

“El diagnóstico requiere de varios estudios que pueden ser un poco tardados por lo que si el médico sospecha que sea meningitis debe aplicar la medicación correspondiente aún cuando los resultados no estén listos. Esto debido a que la enfermedad avanza rápido y es importante frenar su curso”, asegura la neuróloga.

Además de un origen bacteriano otras posibles causas de la meningitis son: la presencia de algunos tipos de hongos en el organismo, ciertos tipos de virus o algunos agentes tóxicos que también provocan una meningitis de tipo inflamatorio.

Aunque es raro, una mala colocación o uso de la anestesia en alguna cirugía también puede originar llegar a originar este padecimiento.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS