La HAP pueden confundirse con otros padecimientos pulmonares. (Foto: Especial)

¿Qué es la hipertensión arterial pulmonar?

Si se diagnostica a tiempo la HAP tiene un buen pronóstico, de lo contrario puede causar la muerte
Darinka Gómez | El Universal
28 Marzo, 2019 | 09:00 hrs.

La Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) “es un padecimiento crónico y progresivo en el cual las arterias que llevan sangre del corazón a los pulmones se vuelven más estrechas de lo normal, lo cual dificulta el flujo sanguíneo a través de los vasos”.

Así lo explicó el médico Sigfrido Rangel, director médico en GSK México, mediante un comunicado sobre el tema donde también agregó que “es una enfermedad considerada rara debido a su baja prevalencia”, pues afecta entre 15 y 50 personas por cada millón de habitantes en el mundo.

Si bien se trata de un padecimiento incurable, diversos estudios han demostrado que cuando la HAP se detecta en fases más tempranas el pronóstico es favorable y la calidad de vida de quienes la padecen puede mejorar en gran medida.

Sin embargo, de no tener una detección oportuna, la persona puede desarrollar problemas cardíacos que, en la mayoría de los casos, provocan su muerte de manera prematura.

La HAP es una enfermedad que afecta más a mujeres jóvenes y que suele confundirse con enfermedades pulmonares o cardiovasculares.

Quedarse sin aliento durante actividades de rutina como subir un par de escalones, es uno de los principales síntomas de este mal respecto”, afirmó el médico.

Posteriormente, conforme la enfermedad avanza, comienzan a aparecer otros síntomas tales como hinchazón de los tobillos o piernas, fatiga, mareos, desmayos, pulso acelerado o irregular, presión o así como dolor en el pecho.

A pesar de que los síntomas se encuentran bien identificados estos son difíciles de diferenciar de otras enfermedades pulmonares o cardiovasculares por lo que el diagnóstico puede tardar en llegar entre dos y tres años.

El tratamiento consiste en suministrar fármacos que tienen como propósito “detener o reducir los procesos que bloquean las arterias pulmonares y producen un aumento en la presión”, señaló Rangel.

A pesar de ser incurable, actualmente las terapias para este padecimiento permiten a los pacientes mejorar su calidad de vida.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS