Las personas con sintomatología aguda pueden presentar fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómito, heces claras y orina oscura. (Foto: Especial)

¿Qué es la hepatitis C?

Se espera que sea la primera enfermedad viral erradicada con medicamentos y no con vacunación
Rocío Mundo | El Universal
23 Octubre, 2018 | 10:14 hrs.

Con casi 2 millones de personas infectadas en México, la hepatitis C constituye la segunda causa de hepatitis en la población adulta mexicana. Se caracteriza por ser una enfermedad infecciosa habitualmente crónica y progresiva.

La hepatitis C ocasiona el desarrollo de infecciones agudas agudas o crónicas, cuyas manifestaciones varían entre una dolencia leve y una enfermedad grave de por vida. Sin embargo, en la mayoría de los casos esta enfermedad no manifiesta síntomas sino hasta que se encuentra en un estado avanzado.

Las personas con sintomatología aguda pueden presentar fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómito, heces claras y orina oscura, dolores articulares y coloración amarillenta de la piel y los ojos, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A comparación de otros países, el grupo poblacional con mayor riesgo de contraer esta infección son las personas que recibieron transfusiones sanguíneas antes de 1995. Esto debido a que en aquel entonces no existían pruebas para analizar la sangre transfundida, asegura el presidente de la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH), René Malé Velázquez.

Además de médicos, quienes tienen mayor riesgo de sufrir accidentes con instrumentos infectados, personas que ingieren sustancias tóxicas vía intravenosa o en tratamiento de diálisis y el uso compartido de agujas.

El también gastroenterólogo considera que cualquier persona con alguno de estos factores de riesgo debería realizarse la prueba del anticuerpo contra la hepatitis C. Sin embargo, aclara que una vez obtenido un resultado positivo no significa que el virus se tenga, sino que debe confirmarse que éste esté en la sangre.

La evolución de esta enfermedad, señala Malé Velázquez, depende del estilo de vida de cada persona. No obstante, el 30% de los pacientes puede desarrollar hepatitis C en una etapa más avanzada en entre 20 y 30 años después de haberse iniciado el contagio.

La posibilidad de curación de la hepatitis C es por arriba del 95% siempre que sea detectada a tiempo y se utilice el tratamiento apropiado.

“El tratamiento es efectivo de manera inmediata. Los esquemas van de ocho a 12 semanas, en algunas casos es de 24 semanas por vía oral. La gran mayoría de los pacientes en las primeras semanas erradican el virus; sin embargo, hay que continuar el tratamiento para evitar que vuelva a resurgir”, asegura.

Al respecto, la OMS señala que se espera que la hepatitis C sea la primera enfermedad viral erradicada con medicamentos y no con vacunación, debido a la efectividad que estos han demostrado.

Finalmente, el especialista agrega que en el mundo existen seis genotipos del virus hepatitis C (VHC), de los cuales en México el genotipo uno es el más frecuente con 70%, seguido por el genotipo dos con un 20%, aproximadamente, y el genotipo 3 con 10%.

En el caso de los genotipos cuatro, cinco y seis, señala Malé, son considerados como sucesos aislados, presentes especialmente en personas que han migrado de países asiáticos.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS