El padecimiento es causado por el parásito “Dracunculus medinensis”. (Foto: Especial)

¿Qué es la dracunculosis?

Este se contagia cuando la gente toma agua contaminada con insectos llamados pulgas de agua
Darinka Gómez | El Universal
03 Abril, 2019 | 10:00 hrs.

La dracunculosis es el nombre científico de la enfermedad conocida como gusano de Guinea, y se trata de un padecimiento causado por el parásito Dracunculus medinensis.

Éste se contagia cuando la gente toma agua contaminada con diminutos insectos conocidos como pulgas de agua que contienen el parásito.

Así lo señala el médico Rodrigo Durán, quién también explica que la enfermedad afecta principalmente a países africanos en los que no existe acceso al agua potable.

“El parásito Dracunculus medinensis ingresa dentro del organismo de otro insecto que las personas ingieren al beber agua contaminada. Una vez dentro de su organismo puede pasar hasta un año desarrollándose antes de provocar algún daño”, comenta.

Al crecer el parásito se convierte en un gusano de forma alargada que vive y se alimenta dentro del cuerpo de la persona infectada. Si bien este gusano no provoca la muerte sí provoca incapacidad debido a los problemas de salud y al dolor que provoca.

Las personas descubren que han sido infectadas cuando aparece en su cuerpo, principalmente en las parte inferior de las piernas, una úlcera sumamente dolorosa.

“Esta úlcera se forma porque el gusano busca salir del cuerpo para poder depositar sus larvas en el agua lo cual puede lograr muchas veces debido a que la gente mete sus pies en el agua en buscar de alivio ante el dolor”, explica Durán.

Este proceso incrementa los riesgos de contagio por que la larva deposita sus huevos en el agua y así se inicia de nuevo el ciclo.

A pesar de lo terrible que puede sonar no tienes de qué preocuparte ya que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se trata de una enfermedad que está a punto de ser erradicada ya que en 2017 tan sólo se reportaron 30 casos en todo el mundo.

Por otro lado, en México no existe presencia de este parásito por lo que no existe ningún riesgo de contagio.

Por último, el médico señala que el tratamiento de esta enfermedad consiste en ayudar al paciente a expulsar el parásito envolviendolo en algún artefacto como un palo y vendar el área afectada hasta que este salga por completo y la herida sane.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS