En la actualidad los pacientes con VIH deben recibir medicamentos antirretrovirales. (Foto: Especial)

¿Qué es el VIH?

Cuando el VIH se adquiere sólo el 50% de los pacientes presenta manifestaciones similares a las de un cuadro gripal
Rocío Mundo | El Universal
09 Septiembre, 2019 | 10:00 hrs.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es una infección transmitida, casi siempre, a través del contacto sexual sin protección y que afecta al sistema de defensas del organismo.

Dicho virus ataca al sistema de defensas, encargado de defender al cuerpo de agentes infecciosos, cuando las células linfocitos T CD4 son destruidas, lo que suele derivar en algunas enfermedades.

Édgar Pérez Barragán, médico infectólogo en el Hospital Ángeles Roma, explica que cuando el VIH se adquiere sólo el 50% de los pacientes presenta manifestaciones similares a las de un cuadro gripal.

Estos síntomas —caracterizados por crecimiento de ganglios, fiebre alta, dolor de garganta, manchas en la piel y diarrea—, pueden producirse entre la segunda y hasta la octava semana después de adquirir el virus, aunque no en todas las personas se manifiestan con la misma intensidad.

Posteriormente los pacientes pueden cursar la infección sin ningún síntoma, sino hasta cinco u ocho años después de que las defensas del cuerpo hayan bajado.

“Aquí pueden pasar con cuadros gripales más frecuentes, diarreas, cansancio y aparición de hongos en las uñas con más facilidad”.

Para cuando el sistema inmune agote las defensas, alrededor de ocho o 10 años después de adquirir el virus, el paciente empieza a manifestar diversas enfermedades, como neumonía y algunos cánceres.

Esta etapa es conocida como sida. “No es lo mismo la infección a una etapa de sida. Una etapa de sida es la manifestación de la enfermedad avanzada por VIH”.

Pérez Barragán destaca que debido a que no en todos los casos de VIH se presentan síntomas, lo ideal es realizarse una prueba de detección una vez al año si ya se inició vida sexual o si se tiene contacto con sangre.

Mientras que cada seis meses si se es usuario de drogas intravenosas, se es trabajador sexual o se tienen relaciones de alto riesgo.

El especialista señala que en la actualidad estos pacientes deben recibir medicamentos antirretrovirales, los cuales actúan en diferentes etapas de la replicación del virus y evita que éste se siga multiplicando.

“Llega un punto en que el virus ya no se puede replicar y el poco que hay se muere. A esta etapa la llamamos indetectable” y puede alcanzarse de tres a seis meses después de haber comenzado el tratamiento.

Cuando el virus es indetectable se eliminan todos los efectos adversos que la infección ocasiona y las defensas comienzan a recuperarse. Además, el virus deja de transmitirse incluso por relaciones sexuales.

“Un paciente con adecuado control, tratamiento y que esté indetectable tiene prácticamente una calidad de vida muy cercana a la de una persona sin infección”, concluye.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS