Esta enfermedad puede ser asintomática en fases tempranas. (Foto: Especial)

¿Qué es el queratocono?

Para los casos más severos el tratamiento consiste en un trasplante de córnea
Darinka Gómez | El Universal
08 Julio, 2019 | 11:00 hrs.

El queratocono es una enfermedad del ojo que afecta a la córnea y cuyo principal síntoma es un problema de visión, que suele confundirse con miopía o astigmatismo, pero que no se corrige con el uso de lentes. 

Se trata de una padecimiento en el cual la córnea sufre una deformación que ocasion que la persona vea las imágenes de forma borrosa y aunque su origen es principalmente de tipo genético puede haber casos en que aparece de manera espontánea.  

Así lo explica el oftalmólogo Jorge Granados, quien agrega que este mal se manifiesta generalmente en adolescencia o en la adultez temprana, entre 10 y 30 años. “Entre más temprano aparece tiende a ser más agresiva”, comenta el especialista. 

El queratocono puede ser asintomático en fases tempranas y en fases moderadas es cuando genera problemas de visión que pueden ser confundidas con astigmatismo o miopía. 

La gente se pone los lentes y mejora por un tiempo pero poco después vuelve la visión borrosa y es entonces cuando vienen con el oftamologo y mediante un aparato llamado topografo realizamos el diagnóstico”.  

Aunque es una enfermedad que no se cura, existen algunos tratamientos que ayudan a reducir los síntomas y mejorar la visión del paciente.  

El más usado es conocido como enlaces cruzados y consiste en colocar una vitamina especial llamada riboflavina que se coloca en la córnea para después pasar una luz con una longitud de onda especial que favorece el endurecimiento de la córnea. 

“En el queratocono la córnea tiene una debilidad estructural y este tratamiento fortalece su estructura dándole firmeza, en casos leves y moderados es la mejor indicación”, agrega el médico.

Otra técnica consiste colocar un soporte en la córnea con un material especial de plástico polimetilmetacrilato para dar estructura a la córnea. 

Por último, para los casos más severos, el tratamiento consiste en un trasplante de córnea para cambiar la pieza completa aunque a pesar de la cirugía la enfermedad nunca de cura en un 100% pero sí mejora en gran medida la visión del paciente. 

Entre más tarde en diagnosticarse la enfermedad avanza y puede ser más difícil de tratar por ello, ante cualquier problema de visión, el médico recomienda visitar a un oftalmólogo para determinar la causa exacta del problema visual.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS