Esta enfermedad es más frecuente en la población masculina y en personas caucásicas e hispanas. (Foto: Especial)

¿Qué es el esófago de Barret?

El esófago de Barret incrementa el riesgo de sufrir cáncer de esófago entre 30 y 125 veces más que la población general
Redacción | El Universal
20 Septiembre, 2018 | 08:00 hrs.

El esófago de Barret es una enfermedad causada por el daño que el ácido gástrico ocasiona al revestimiento del esófago. Su origen exacto se desconoce; sin embargo, se ha asociado a la enfermedad por reflujo gastroesofágico, una condición clínica derivada del retorno anormal del contenido gástrico.

La Clínica Mayo señala que el esófago de Barret no presenta signos ni síntomas en al menos un 90% de los pacientes. Las manifestaciones que pueden aparecer, como ardor, regurgitación y dolor abdominal son propias de la enfermedad por reflujo gástrico aunque con características más fuertes.

Se han identificado, sin embargo, algunos factores de riesgo que predisponen el desarrollo de la enfermedad. Es el caso de la edad, ardor y reflujo crónico, sobrepeso, consumo de tabaco o antecedentes de haberlo hecho, raza y sexo.

En este sentido, la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) destaca que esta enfermedad es más frecuente en personas caucásicas e hispanas, y dentro de la población masculina, especialmente, a partir de los 60 años cuando su prevalencia aumenta.

Ambas fuentes concuerdan en que el diagnóstico y tratamiento oportuno previenen la aparición de futuras complicaciones, las cuales incrementan, entre 30 y 125 más veces, el riesgo de sufrir cáncer de esófago. Sin embargo, esto ocurre en pocas ocasiones.

Hasta ahora las alternativas médicas que existen dependen del grado de crecimiento anormal que haya en las células del esófago y del estado de salud general de las personas. El manejo de la enfermedad, de acuerdo con la Feder, tienen como objetivo disminuir el reflujo gástrico, mejorar el aclaramiento del esófago y prevenir la aparición del cáncer.

A esto se añade la implementación de una dieta saludable, en la que se evite el consumo de chocolate, nicotina, cafeína y alcohol, así como el consumo de alimentos tres horas antes de ir a dormir; estilo de vida sano; medicación y cirugía.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS