Antes de establecer un diagnóstico clínico de ébola se deben descartar otras enfermedades infecciones, como paludismo, fiebre tifoidea o meningitis. (Foto: Especial)

¿Qué es el ébola?

La enfermedad se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta
Redacción | El Universal
19 Octubre, 2018 | 10:59 hrs.

El virus del ébola es una enfermedad grave y, a menudo, mortal en el ser humano, que se transmite por el contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones y otros líquidos corporales de animales infectados, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad, anteriormente llamada fiebre hemorrágica del ébola, se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta. Estos están acompañados de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas y, disfunción renal y hepática.

En algunos casos también hay manifestaciones de hemorragias internas y externas. Sin embargo, la aparición de los síntomas ocurre a los días posteriores al periodo de incubación del virus, el cual puede oscilar entre dos y 21 días.

El organismo indica que antes de establecer un diagnóstico clínico de ébola se deben descartar otras enfermedades infecciones, como paludismo, fiebre tifoidea o meningitis. Es por ello que existen métodos detallados para confirmar la presencia de la enfermedad.

Estos son pruebas de inmunoadsorción enzimática, de detección de antígenos y de seroneutralización, reacciones en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa, microscopía electrónica y aislamiento del virus mediante cultivo celular.

Agrega que actualmente no existe un tratamiento de eficacia demostrada que cure el ébola, aunque se están evaluando diversas formas de hemoterapia, inmunoterapia y farmacoterapia. Hasta ahora la rehidratación con líquidos orales o intravenosos y el tratamiento de determinados síntomas mejoran la supervivencia de las personas.

Finalmente, señala que un buen control de los brotes de ébola depende de la aplicación de diferentes intervenciones, como la atención a los casos, la vigilancia y el rastreo de estos, los entierros en condiciones de seguridad o la movilización social.

El último brote de ébola registrado durante 2014 a 2016 afectó a centros urbanos y zonas rurales del oeste de África, provocando el deceso de por lo menos 11 mil personas, según datos de la OMS. Por lo que fue considerado como el brote más extenso y complejo desde que se detectó por primera vez en 1976.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS