En un 70 u 80% de los casos de cáncer de mama se presenta un nódulo en el seno. (Foto: Especial)

¿Qué es el cáncer de mama?

Este padecimiento es la primera causa de muerte por cáncer en mexicanas
Rocío Mundo | El Universal
30 Septiembre, 2019 | 11:00 hrs.

El cáncer de mama es un crecimiento desproporcionado de células que ocasiona la muerte de aproximadamente 6 mil mujeres en México y registra cerca de 20 mil casos nuevos cada año.

Así lo asegura el director médico de la Fundación del Cáncer de Mama (Fucam), Felipe Villegas Carlos, quien agrega que este padecimiento es la primera causa de muerte por cáncer en mexicanas.

“Es una enfermedad muy frecuente, que a pesar de los esfuerzos realizados no ha dejado de ser la primera causa de muerte por cáncer en la mujer”.

El especialista en oncología destaca que en un 70% u 80% de los casos de cáncer de mama se presenta un nódulo (bola) pequeño pero palpable en el seno.

Mientras que en algunos casos, sobre todo cuando la enfermedad está más avanzada, se manifiesta retracción de la piel, secreción de líquido por el pezón, bolitas en la axila y ulceraciones.

En ocasiones esta enfermedad también puede detectarse antes de que haya síntomas, a través de una mastografía anual.

En México este padecimiento se presenta con mayor frecuencia en mujeres a partir de los 52 años, es decir, de 10 a 12 años antes que en otros países.

La razón exacta de esta situación aún no se determina, aunque se cree que tanto los factores genéticos como los problemas de obesidad pueden influir en dicha problemática.

Villegas Felipe destaca que existen factores relacionados con el cáncer de mama como el simple hecho de ser mujer y la edad; sin embargo, en aproximadamente siete de cada 10 mujeres no hay algún otro factor asociado.

El riesgo de cáncer puede incrementarse en mujeres con obesidad, que no hayan tenido hijos o los hayan tenido después de los 30 años, iniciaron su primera menstruación antes de los 12 años y la menopausia después de los 52 años, así como por antecedentes familiares de primer grado y el uso de hormonales orales para mujeres posmenopáusicas durante más de cinco años.

“Es importante investigar qué pacientes tienen antecedentes familiares fuertes para cáncer de mama y también de ovario porque hay una relación entre ambos”.

Subraya que las mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama en la premenopausia, tendrían que realizarse un estudio de imagen a los 35 años para valorar el riesgo de presentar la enfermedad.

Mientras que el resto de las mujeres mayores deberían realizarse una mastografía anual a partir de los 40 años para detectar cualquier alteración en la mama, debido a que si la enfermedad es detectada en etapas tempranas la posibilidad de cura es arriba del 90% y los tratamientos podrán ser menos agresivos.

“Si tenemos un diagnóstico en etapa avanzada, obviamente los tratamientos van hacer más agresivos y puede haber mayor probabilidad de quitar el seno y menos probabilidades de cura”.

Sobre el tratamiento, el oncólogo explica que éste dependerá de la edad, las características del tumor y la etapa en la que fue detectado.

“Se van hacer observaciones al tumor para ver qué tipo de nódulo es y si va a cirugía o requiere otro tratamiento antes. No todos los tumores se tratan sacándolos de primera instancia”.

En el mundo se estima que existen 1.7 millones de casos y cerca de medio millón de muertes al año.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS