Uno de los principales factores de riesgo en el asma es el factor genético. (Foto: Especial)

¿Qué es el asma?

Los síntomas más característicos son el silbido, el dolor en el pecho, la tos y la dificultad para respirar
Darinka Gómez | El Universal
16 Mayo, 2019 | 09:00 hrs.

El asma es una enfermedad respiratoria que puede tener repercusiones graves en las personas que la padecen si éstas no llevan un adecuado control. De trata de un padecimiento crónico que provoca inflamación en los bronquios, lo cual causa dificultad para respirar.

“Los bronquios son los conductos que llevan aire a los pulmones, pero en las personas con asma estos conductos se inflaman, se cierran y aumentan la producción de moco; todos estos factores impiden el correcto flujo del aire hacia los pulmones”.

Así lo señala la neumóloga Mercedes Yance, especialista de Boehringer Ingelheim, quien también explica que esta patología puede aparecer a cualquier edad pero es más común en los niños.

El principal factor de riesgo para desarrollar asma es el factor genético, ya que cuando un padre lo tiene existen muchas probabilidades de que sus hijos lo hereden. Además del genético otro factor que también influye en gran medida es el ambiental.

Si los padres tienen asma es importante que cuando sus hijos nazcan tomen precauciones especiales con ellos para disminuir las probabilidades de que el niño desarrolle la enfermedad”, comenta.

Estas precauciones consisten en tratar de evitar lo más posible el polvo, no exponerlos a muñecos de peluche que pueden guardar ácaros, no tener mascotas como gatos y protegerlos de los cambios de temperatura, no exponerlos al humo del tabaco.

Los síntomas más característicos de esta enfermedad son el silbido, el dolor en el pecho, la tos y la dificultad para respirar. En el asma estos síntomas de clasifican como: leves, moderados y severos.

Los signos se consideran leves cuando la persona tiene una leve dificultad para respirar; moderados es cuando tiene respiración agitada, presenta silbidos y la dificultad para respirar es un poco mayor.

Por su parte, los signos severos se presentan cuando se exacerba la dificultad para respirar, la persona no puede hablar debido a que respira por la boca  y la oxigenación puede disminuir hasta en un 90% por lo que la vida de la persona corre peligro y debe ser atendida de emergencia.

El principal riesgo del asma es desarrollar estos síntomas severos a los cuales se les conoce como crisis asmáticas y son uno de los principales motivos de hospitalización en niños.

“Estas crisis son fáciles de prevenirse y evitarse, sin embargo, cinco de cada 10 pacientes no llevan un adecuado control de su enfermedad y es por esto que las crisis de desarrollan”, añade Yance.

Esta falta de control puede deberse a un tratamiento inadecuado, un mal diagnóstico y, principalmente, a una falta de adherencia al tratamiento por parte de los pacientes, el cual consiste en el uso de broncodilatadores, casi siempre en forma de inhaladores.

Muchas veces también puede ocurrir que las personas no usen el inhalador de manera adecuada por lo que el médico debe asegurarse de que usen la técnica correcta.

El asma también puede clasificarse como alérgica, no alérgica, ocupacional o asma inducida por el ejercicio, según los factores que la desencadena.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS