“No tiene una situación de paranoia o esquizofrenia ni alucinaciones, pero es un problema que hay que tratar y en la cárcel eso no se trata”, señaló Pepe Aguilar. (Foto: Especial)

¿Qué enfermedad mental padece el hijo de Pepe Aguilar?

José Emiliano tendrá que pasar seis meses en un centro de rehabilitación, donde atenderá su problema
Redacción | El Universal
25 Mayo, 2018 | 12:00 hrs.

Luego de ser arrestado por intento de tráfico de indocumentados en la frontera con Estados Unidos, el hijo de Pepe Aguilar, José Emiliano Aguilar fue diagnosticado con trastorno de bipolaridad, una enfermedad mental que se caracteriza por alteraciones en el estado de ánimo.

Mi hijo tiene una bipolaridad que no sabíamos que tenía y que le provocaba cambios de humor, habría que ponernos en sus zapatos para ver qué tanto le afectan a él esos cambios”, dijo el cantante en entrevista con el programa de Univisión, El Gordo y La Flaca.

De acuerdo con Andrés Fernández Medina, psicólogo clínico por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una persona que padece bipolaridad pasa de un estado de manía —sensaciones de euforia y vitalidad— en una semana, a vivir dos semanas de depresión, en las que experimenta sentimientos de tristeza y desesperanza.

La persona que la padece no come bien, duerme mucho, tiene desesperanza y tendencias al suicidio”. Además de episodios maníaco depresivos, los cuales se manifiestan en promedio tres días en una semana.

El tratamiento para el trastorno bipolar, indica el psicólogo clínico, es mediante el uso de fármacos, como antidepresivos, anticonvulsivos y ansiolíticos, previamente prescritos. Junto con terapias cognitivo conductual para apoyar la modificación de pensamientos, conductas y mejorar la tolerancia a la frustración.

El trastorno bipolar, añade, es un padecimiento de difícil diagnóstico, debido a que suele confundirse con depresión. Por lo que pasan entre cinco y 10 años en determinarse si se está enfermo o no.

Las causas de este trastorno se desconocen, sin embargo, pueden estar relacionadas con factores genéticos y a una estructura anormal de las funciones del cerebro. La bipolaridad suele empezar en los últimos años de la adolescencia o al inicio de la edad adulta y, generalmente, dura toda la vida.

A manera de recomendación, Fernández señala que al detectar signos de bipolaridad se necesita acudir a una clínica de primer contacto. Especialmente, cuando en varias ocasiones las personas han sido referidas con psiquiatras y psicólogos por depresión, pues esto podría indicar de que el trastorno bipolar está presente.

Pese a que José Emiliano libró la cárcel, tendrá que pasar seis meses en un centro de rehabilitación, donde podrá atender el trastorno que le fue detectado, y tres años en libertad condicional.

“No tiene una situación de paranoia o esquizofrenia ni alucinaciones, pero es un problema que hay que tratar y en la cárcel eso no se trata”, agregó Pepe Aguilar.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS