Especial

¿Qué efectos tiene el frío en nuestro cuerpo?

Que el termómetro baje de cero grados supone un cambio significativo para el cuerpo humano
Redacción | El Universal
24 Noviembre, 2017 | 15:12 hrs.

El fin de año se acerca y con ello la temporada invernal empieza a generar cambios en la temperatura. El frío acompaña esta época y a su paso produce efectos en nuestro organismo.

El temblor del cuerpo y extremidades frías son algunas de la consecuencias de las bajas temperaturas. Pero ¿el frío es beneficioso o perjudicial para nuestro cuerpo? ¿Qué efectos fisiológicos tienen las frías temperaturas sobre nosotros?

Denis Blondin, doctor del área de fisiología térmica de la Universidad de Ottawa de Canadá, ha comprobado después de diversas investigaciones que el frío tiene diversos efectos.

1. Disminuye el flujo sanguíneo (vasoconstricción), lo que hace que se reduzca la inflamación de algún músculo lastimado; puede reducir el dolor y la percepción que tenemos de él.

Esto sólo ocurre cuando el cuerpo es expuesto a temperaturas extremas, por lo que no podemos decir que en invierno se note menos el dolor ya que normalmente no estamos expuestos a temperaturas tan bajas.

2. Nuestro cuerpo tiembla. La causa de esto se asocia a una reacción cerebral en el hipotálamo. Esta glándula actúa como termostato del cuerpo, estimula reacciones físicas para que el calor se mantenga en los órganos vitales del cuerpo.

Los escalofríos son un reflejo del cuerpo ante el frío. El objetivo del hipotálamo es que el calor se conserve en el centro de nuestro cuerpo a toda costa, llegando a sacrificar las extremidades para poder llegar a este fin. Es por esto que sentimos un hormigueo en los dedos cuando hace mucho frío o se mantienen helados, el cuerpo lleva el flujo de sangre caliente al centro y restringe su paso por las extremidades.

3. Quema calorías. Un adulto en situaciones de frío extremo puede quemar hasta 500 calorías a la hora.

La grasa tiene una gran concentración de mitocondrias y su función es quemar energía para dársela al organismo y mantener su calor: esta es una característica presente en todos los mamíferos.

4. Si te da más hambre durante la época de frío es una reacción normal, debido las bajas temperaturas disminuyen la serotonina  (sustancia química producida por el cuerpo humano que funciona como un neurotransmisor) y el organismo tiene la necesidad de cubrirlos con alimentos altos en carbohidratos.

En conclusión, el frío cambia el funcionamiento de nuestro cuerpo. La necesidad de mantener el calor hace que temblemos y que se reduzca el flujo de sangre en nuestras extremidades y nos hace quemar muchas más calorías de lo que nuestro cuerpo está acostumbrado, por lo que nuestro organismo nos “pedirá” una mayor ingesta calórica.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS