Se examinaron ratones sobre expuestos a la proteína SIRT1. (Foto: Especial)

Proteína del estrés podría prevenir la obesidad

Se comprobó la relación entre la obesidad materna y la obesidad infantil
Redacción | El Universal
06 Noviembre, 2018 | 14:00 hrs.

La obesidad materna aumenta el riesgo de trastornos metabólicos en su descendencia, causando sobrepeso y enfermedades como el hígado graso pre diabético. Un reciente estudio publicado en The Physiological Society, demostró que la proteína SIRT1, encargada de la respuesta al estrés, podría jugar un papel central en esta relación.

Esta investigación de la Universidad de Sidney y la Universidad de Tecnología de Sydney, Australia, mostró que el estilo de vida y los hábitos alimenticios de los padres afectan el desarrollo de la salud de generaciones posteriores.

Particularmente se demostró, que el consumo materno de una dieta rica en grasas predispone a su descendencia a la obesidad, pues puede causar la transmisión de nutrientes excesivos al feto, lo que provoca obesidad, baja tolerancia a la glucosa e insensibilidad a la insulina.

El estudio se centró en la proteína SIRT1, encargada de la respuesta al estrés y reguladora del metabolismo. Esta proteína aparece en niveles más bajos en aquellas crías cuyas madres fueron expuestas a una dieta alta en grasas, lo que sugiere que el aumento de esta proteína en el organismo apacigua los trastornos metabólicos.  

En el estudio se examinaron crías varones de ratón, cuyas madres fueron sometidas a una dieta alta en grasas. A estas crías se les modificó genéticamente para tener un gen adicional con la proteína SIRT1.

Los resultados mostraron que la sobreexposición a la proteína SIRT1, reduce el peso corporal, la grasa y la masa hepática. Además, aumenta la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina.

Por lo anterior se entiende que aquellos ratones que presentaban niveles más altos de la proteína SIRT1, tuvieron un mejor control en los procesos metabólicos y no desarrollaron trastornos propios de la relación entre la obesidad materna y la disminución de la presencia de esta proteína.

Long The Nguyen, investigador principal del estudio, menciona que este descubrimiento es un paso para desarrollar terapias que contrarresten la obesidad en humanos.  Se requieren aún estudios adicionales para examinar los efectos a largo plazo en la edad adulta y entre generaciones.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS