Aunque no existe evidencia científica de algún daño a la articulación a largo plazo, es recomendable dejar de tronarse las articulaciones. (Foto: Especial).

¿Por qué no deberías tronarte los huesos?

Si bien hasta el momento no se ha demostrado un daño a las articulaciones, este hábito puede ocasionar una lesión en el dedo debido a un mal movimiento
Rocío Mundo | El Universal
26 Abril, 2018 | 09:00 hrs.

Por placer, estrés o nerviosismo, tronarse los dedos, como comúnmente se le llama a la práctica de tronarse las articulaciones, es una práctica con condiciones negativas a la salud.

Si bien hasta el momento no se ha demostrado un daño a las articulaciones, este hábito puede ocasionar una lesión en el dedo debido a un mal movimiento, señala el ortopedista y cirujano de rodilla, Ángel Díaz.

Sugerimos no hacerlo porque de alguna manera haces una subluxación de la articulación. Esto en teoría puede llegar a dañar el cartílago de la articulación”.

Explica que a diferencia de lo que suele pensarse, los huesos no truenan, sino las articulaciones debido al líquido sinovial que contienen.

El líquido, por la degradación y regeneración, produce burbujas, que se revientan al realizar una subluxación —desplazamiento de la articulación por estiramiento de tejidos blandos—.

“Eso es en realidad lo que ocasiona el tronido. No son propiamente los huesos que truenan, sino la explosión de las burbujas de líquido sinovial”.

Indica que al tronar la articulación, las burbujas de líquido sinovial se revientan, por lo que disminuye la tensión de ésta y, por lo tanto, ocasiona una sensación de placer a quien lo hace.

El especialista  sostiene que aunque no existe evidencia científica de algún daño a la articulación a largo plazo, es recomendable dejar de tronarse las articulaciones.

“Los estudios a largo plazo no han demostrado que realmente se presente una afectación a las articulaciones. Supuestamente, la subluxación intencionada de las articulaciones puede ocasionar daño crónico si es muy repetitivo y a largo plazo”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS