Este tipo de bebidas confunden al organismo. (Foto: Especial)

¿Por qué no deberías tomar refresco light?

La reacción metabólica del organismo responde al sabor dulce y no a la cantidad de calorías.
Redacción | El Universal
11 Octubre, 2018 | 08:00 hrs.

Durante años el refresco de dieta se presentó como la mejor alternativa para quienes deseaban perder peso sin privarse del placer de disfrutar de una bebida gaseosa.

Pero estos días quedaron atrás y cada vez existe más evidencia científica de los terribles estragos que una bebida de dieta puede provocar en tu organismo debido a los edulcorantes artificiales utilizados.

Un nuevo estudio sobre el tema, elaborado por la neurocientífica Yale Dana Small y publicado en la revista científica Current Biologyanalizó la forma en que estos endulzantes afectan el metabolismo de quien los consume.  

Para el experimento, la científica utilizó bebidas diferentes, las cuales fueron endulzadas usando la misma cantidad de sucralosa, un edulcorante artificial.

Aunque cada uno sabía tan dulce como una bebida que contenía alrededor de 75 calorías de azúcar, la especialista varió las calorías reales de cada bebida. Utilizando una sustancia especial logró que, a pesar de tener el mismo dulzor, las bebidas tuvieran cero, 37.5, 75, 112. 5 y 150 calorías.

Quienes participaron en el estudio tuvieron que consumir estas distintas bebidas para que los especialistas pudieran analizar las respuestas metabólicas que daba su cuerpo.

Lo que ellos esperaban es que el cuerpo reaccionara en relación a la cantidad de calorías que poseía la bebida pero lo que ocurrió fue completamente diferente pues se dieron cuenta de que la reacción metabólica del organismo respondía al sabor dulce y no a la cantidad de calorías.

Esto podría significar que el cuerpo activa su metabolismo para procesar las calorías en relación con el dulzor por lo que aunque una bebida tenga pocas calorías (como las de dieta) si su sabor dulce es muy intenso larespuesta metabólica será mayor a la que necesita el cuerpo para procesarla.

Cuánto ingerimos bebidas de dieta obligamos a nuestro cuerpo a realizar un esfuerzo mayor del necesario para “procesar” dicha bebida, lo que termina por cansar, confundir y agotar a nuestro organismo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS