Especial/Pixabay

¿Por qué los virus son tan “duros de matar”?

Los virus deben de realizar una copia de sí mismos y reproducirse en cualquier célula viva que infecten
Redacción | El Universal
05 Febrero, 2018 | 12:00 hrs.

Los virus son microorganismos que tienen una manera muy peculiar de vivir: se alojan en otros organismo vivos para poder reproducirse y sobrevivir.

El biologo Diego Santiago Alarcon en su artículo “¿Qué son los virus y cómo funcionan?” publicado en el sitio del Instituto de Ecología sostiene que son “pequeños pedazos de ARN (ácido ribonucleico) o ADN (ácido desoxirribonucleico) que han evolucionado para reproducirse dentro de la célula que infectan, ya que por sí solos no son capaces de hacerlo porque carecen de la maquinaria molecular necesaria”.

Los virus deben de realizar una copia de sí mismos y reproducirse en cualquier célula viva que infecten y evitar ser eliminados por las defensas del sistema inmunológico.

La forma en que los diferentes tipos de virus se propagan puede ser por vía aérea cuando respiramos, cuando los ingerimos con los alimentos, los que obtenemos directamente de nuestras madres, los que obtenemos por contacto sexual y existen los que se transmiten por picaduras de insectos como los mosquitos.

La piel representa una barrera impenetrable para un virus porque está conformada por capas de células muertas, y los virus necesitan células vivas para poder reproducirse.

Sólo si la piel se rompe, como es el caso de la heridas o es picada por algún insecto, los virus pueden ingresar por ese conducto.

En su artículo, el especialista señala que la mucosa es ayudada por macrófagos (células de defensa) que ingieren a los virus y los eliminan. En el caso de la vagina, además de la mucosa, las bacterias que colonizan el tracto reproductivo producen ácido, el cual hace que el medio sea poco propicio porque muchos virus son sensibles a las condiciones ácidas.

Sin embargo, los virus que deciden entrar por el aparato digestivo deben lidiar con defensas muy agresivas, tal es el caso de la saliva que contiene compuestos potentes que desactivan a los virus.

El especialista advierte que algunos virus con diferente origen, por ejemplo la influenza humana y la influenza aviar, pueden hacer mezclas de su material genético cuando infectan a un mismo individuo de la misma u otra especie, esto hace vius más resistentes, debido a  que el sistema inmune no tiene registro de esa variante.

Existe un grupo de virus conocido como rotavirus, los cuáles tienen una triple capa proteínica protegiendo su material genético, de las cuales únicamente la más exterior se elimina por enzimas del sistema digestivo, pero el material genético se mantiene escondido del sistema inmune dentro de las otras dos envolturas. De este modo los rotavirus son más resistentes y suelen ser inmunes a los antibióticos.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS