Especial

La gripe es más agresiva en los hombres

Los niveles más altos de estrógeno están asociados con respuestas inmunes fuertes
Redacción | El Universal
09 Febrero, 2018 | 12:00 hrs.

Pese a la preocupación colectiva por ser infligido con una enfermedad debilitante conocida como “gripe del hombre”, hasta el momento no existía una revisión científica que examinara si este término tenía fundamento.

Por ello, Kyle Sue, profesor de asistencia clínica en el Memorial University of Newfoundland en Canadá, se propuso determinar si los hombres realmente experimentan síntomas de gripe más fuertes que las mujeres y si podría haber una base evolutiva en esto.

La investigación, publicada en la edición de Navidad del British Medical Journal, muestra que los hombres tienen un sistema inmune más débil que las mujeres, lo que resulta en síntomas peores y más prolongados cuando se enfrentan con el resfriado común o la gripe.

Los niveles más altos de estrógeno están asociados con respuestas inmunes fuertes, niveles virales bajos y más marcadores inmunes en la sangre, cosa contraria a lo que sucede con la testosterona alta en los hombres.

El sistema inmune más fuerte no siempre es bueno para las mujeres, pues cuando se trata de enfermedades autoinmunes, donde el propio sistema ataca las células del cuerpo, las mujeres son más vulnerables.

Es el caso de las infecciones pandémicas, como la gripe española de 1918 o H1N1, en las que el sistema inmune de la mujer reacciona de forma exagerada, creando una llamada tormenta de citoquinas, “que abruma el cuerpo, lo que empeora la enfermedad y ocasiona la muerte”.

Estas diferencias, sin embargo, entre hombres y mujeres tienen su origen en la evolución. Mientras que los varones eran vistos como responsables de la caza, el efecto de la testosterona de aumentar la fuerza física y el comportamiento agresivo tiene sentido, señala Sue en un comunicado.

"Al observar el rol de cazadores-recolectores, un hombre no estaría cazando sin pensar en la energía directa o baja o sin fuerza." Es por ello que cuando un hombre se enfrenta con una infección común están completamente debilitados, mas no en peligro inminente por completo.

Si bien la investigación es sugerente, la comunidad científica no ha demostrado lo suficiente como para ser considerada definitiva. Además de que se requiere examinar otras diferencias entre hombres y mujeres, como fumar y beber, o la voluntad de ver a un médico de manera oportuna.

"Quizás ahora sea el momento de crear espacios para hombres, equipados con enormes televisores y sillas reclinables, que se instalen donde los hombres puedan recuperarse de los efectos debilitantes de la gripe humana en seguridad y comodidad".

QUÉ DICEN LOS USUARIOS