Las caries puede evitarse con una correcta higiene bucal. (Foto: Especial)

¿Por qué los dulces causan caries?

La bacterias se desarrollan con mayor facilidad en donde hay acumulación de azúcar.
Redacción | El Universal
24 Octubre, 2018 | 12:00 hrs.

Las caries son ese terrible padecimiento dental que sufre gran parte de la población mexicana y que afecta también a 80 por ciento de los niños en el país, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Se trata de un daño que sufren los dientes debido a los ácidos producidos por bacterias que se alojan en la boca, de acuerdo con un artículo de la Red de Salud de Cuba.

Cuando no existe una adecuada higiene, estas bacterias proliferan y comienzan a provocar daños, primero en el esmalte y posteriormente, si no se atiende, puede llegar al nervio del diente.  

En este punto la pieza dental puede verse comprometida ya que si el daño es muy profundo debe ser extraída.

Si bien la higiene es importante para prevenir la aparición de las caries hay otro factor que es igual de importante: la alimentación. Hay alimentos que son muy dañinos para los dientes y que es mejor evitar ya que pueden causar daños terribles en la dentadura.

Uno de esos alimentos son los dulces, los cuales son los principales responsables de las caries en niños debido a que la acumulación de azúcar en el esmalte propicia la formación de placa dentobacteriana, la cual es formada por las bacterias de la boca.

Las bacterias se alimentan de azúcares por lo que un ambiente provisto de ellos será propicio para que se desarrollen sin control. Al alimentarse, se multiplican y esto deriva en placa dentobacteriana, la cual a su vezaumenta la acidez de la boca.

Esta acidez es la que provoca la destrucción del esmalte y es por eso que tanto dulces como golosinas, refrescos y todo tipo de alimento con alto contenido de azúcar son malos para la salud bucal.

Si a pesar de esto te cuesta trabajo dejar de comerlos, cabe mencionar que hay formas en que es posible prevenir el daño. Trata de comerlos con moderación, evitar ingerirlos entre comidas, ya que el azúcar está más tiempo en contacto con los dientes, y siempre que comas dulces procura lavar los dientes casi de inmediato para que el azúcar no se quede por mucho tiempo en la dentadura.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS