Una vez que haya sido probado, podría combinarse con una neurorrehabilitación para tratar a las personas que han sufrido una lesión en la médula espinal. (Foto: Especial)

Personas que hacen ejercicio se recuperan más rápido de lesiones

El estilo de vida activo influye en la capacidad regenerativa del sistema nervioso periférico
Redacción | El Universal
11 Abril, 2019 | 17:30 hrs.

Las personas que han llevado un “estilo de vida activo” pueden recuperarse más rápido luego de sufrir una lesión en la médula espinal, indicó una investigación del Instituto de Neurociencias UMH-CSIC.

El informe encontró que el estilo de vida activo influye en la capacidad regenerativa del sistema nervioso periférico, encargado de las funciones motoras y sensoriales.

También identificó a una molécula clave en este proceso llamada CREB-Binding Protein (CBP), la cual es capaz de alterar la expresión de varios genes debido a que es un regulador de la expresión genética.

La proteína CBP interviene en el momento adecuado en que una “especie de collar de perlas”, formado por una cadena de ADN enrollado en histonas, debe desenrollarse para que los genes se expresen.

En el estudio, realizado en ratones y ratas, se administró un compuesto que aumenta la actividad de la CBP seis horas después de la lesión de columna y, posteriormente, una vez por semana.

Lo anterior promovió la regeneración de las fibras nerviosas dañadas. Incluso, después de la lesión y el tratamiento con el fármaco, las ratas recuperaron una movilidad significativa en sus patas trasera.

De otro modo los roedores no podrían caminar correctamente, lo que ocurrió con los animales del grupo de control que no recibieron tratamiento.

En otra investigación, realizada por el científico Ángel Barco, se comprobó que la CBP es capaz de convertirse en un objetivo terapéutico para aumentar la regeneración después de este tipo de lesiones.

Finalmente, los autores señalaron que aunque este tratamiento no está lejos de ser probado en la clínica, se necesitan más estudios para demostrar que el medicamento es seguro para los seres humanos.

Una vez que haya sido probado, podría combinarse con una neurorrehabilitación para tratar a las personas que han sufrido una lesión en la médula espinal.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS