Este mal ocular puede derivar en miopía sino se trata a tiempo. (Foto: Especial)

Pasar mucho tiempo viendo tu celular podría causarte miopía

Ojo rojo, ardor, visión doble, dolor de cabeza, dolor de cuello son algunos de los síntomas
Darinka Gómez | El Universal
06 Febrero, 2018 | 10:00 hrs.

Estar todo el tiempo mirando la pantalla de tu celular puede tener terribles efectos en tu salud visual. Uno de ellos es la fatiga ocular, la cual puede derivar el miopia, y ocurre cuando tus ojos realizan un esfuerzo visual demasiado grande.

Para conocer más sobre estos padecimientos, y cómo pueden prevenirse, el oftalmólogo Jorge Granados Soto, miembro de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, platica en entrevista con El Botiquín que algunos de los síntomas más frecuentes de este padecimiento son “ojo rojo, ardor, visión doble, dolor de cabeza, dolor de cuello, visión borrosa”..

Las personas que pasan largas horas frente a la pantalla de su teléfono, o algún otro tipo de pantalla como la televisión o la computadora, deben estar muy alertas ante la presencia de cualquiera de estos.

“Algunos de ellos como el dolor de cabeza y cuello pueden no relacionarlos con algo ocular debido a que pueden presentarse sin síntomas en el ojo, pero ser provocados por la misma fatiga ocular”; señala Granados.

Es por eso que ante cualquier molestia, deben consultar a un especialista. De no atenderse a tiempo la fatiga ocular puede derivar en miopía.

La miopía se define como la incapacidad de ver con claridad los objetos lejanos y es producida por una asimetría de los componentes del ojo. “En esta enfermedad las imágenes se enfocan delante de la retina y esto produce una visión borrosa de las cosas lejanas”, explica el médico.

La fatiga ocular puede derivar en miopía debido a que cuando el ojo está mucho tiempo frente a una pantalla, sobre todo cuanto esta se encuentra demasiado cerca, realiza un gran esfuerzo visual. Para tratar de compensar, y reducir el cansancio, se presenta un leve crecimiento en él.

Al principio este crecimiento puede no ser perjudicial pero con el paso del tiempo, sino se atiende, puede derivar en una miopía pues la ligera alteración que sufre el ojo al crecer puede convertirse en una deformación más severa.

El tratamiento puede consistir en el uso de lentes de armazon, lentes de contacto o una corrección con láser, ya sea con lentes intraoculares o cirugía refractiva.

La buena noticia es que estas cirugías tienen una de las tasas más altas de éxito de todas las cirugías que existen en la medicina, siempre y cuando la persona sea candidata a alguna de ellas.

Para prevenir el surgimiento el oftalmólogo recomienda un descanso de 20 minutos por cada 40 de pasar frente a la pantalla, no ver el teléfono por tanto tiempo ni tan cerca de la vista,  así como el uso regular de lubricantes para ayudar a descansar al ojo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS