Especial

¿Para qué sirven los mocos?

Este líquido viscoso tiene una función en nuestro organismo
Redacción | El Universal
08 Noviembre, 2017 | 16:00 hrs.

El líquido viscoso que sale de nuestra nariz, garganta y cavidad vaginal, mejor conocido como moco es un gran aliado de nuestro cuerpo. Los divulgadores de la ciencia, Julieta Fierro y Juan Tonda, en su publicación denominada El libro de las cochinadas explican las bondades de los mocos:

  • Impiden que el polvo, los virus, las bacterias y los insectos, entre otros, se metan a nuestro organismo y nos causen enfermedades.

  • En la mucosidad intestinal sirven para recubrir las paredes internas del estómago e impedir que el jugo gástrico las destruya.

  • En la mucosidad vaginal es útil para prevenir infecciones y ayuda en la fertilidad.

¿Cómo están constituidos los mocos?

Los mocos están compuestos de aproximadamente 95% de agua, 2.5% de sal y 2.5% de mucina, una proteína que se emplea para hacer algunos tipos de pegamento, de ahí lo pegajoso.

El color característico de los mocos, verde amarillento, depende de unas sustancias llamadas mucopolisacáridos (hechas a base de azúcar y aminoácidos), así como del tipo de bacterias con las cuales se mezclan.

Según El libro de las cochinadas, diariamente producimos alrededor de un litro de mocos y en la parte superior de las vías nasales se encuentran millones de diminutos pelitos, llamado cilios, que son los encargados de enviar al cerebro las señales olfativas.

Los mocos se generan en las llamadas células de Goblet, que producen una membrana mucosa que cubre la parte superior interna de los orificios nasales.

La velocidad de los mocos al ser expulsados en un estornudo pueden llegar a los 200 kilómetros por hora, y se quedan flotando en el aire o le pueden llegar a una persona. Por ello, es necesario taparnos la boca y la nariz cuando estornudamos.

Una práctica muy recurrente entre los seres humanos es hurgarse la nariz, con el fin de extraer la mucosidad. Este hábito es conocido en términos médicos como rinotilexis, no se considera una característica de una patología como el comerse la uñas o arrancarse el cabello que son síntomas de un desorden obsesivo compulsivo.

Sin embargo, el ingresar los dedos a la cavidad nasal  o cualquier otro objeto contaminado puede propagar bacterias y hacer de los mocos un enemigo para la salud en lugar de una sustancia protectora. La limpieza será la diferencia entre protección y la infección.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS