El examen consiste en la utilización de dosis bajas de rayos X, con la finalidad de buscar señales de debilitamiento óseo o de pérdida de minerales. (Foto: Especial)

¿Para qué sirve la densitometría ósea?

La densitometría ósea mide el grado de mineralización del hueso
Redacción | El Universal
12 Diciembre, 2018 | 09:00 hrs.

Considerada como un problema de salud pública en aumento, la osteoporosis es una enfermedad crónica que debilita y adelgaza los huesos. Afecta principalmente a mujeres mayores de 50 años, quienes sufren el 70% de las fracturas por fragilidad.

“Si la pérdida ósea es mayor a lo que se cree, los huesos se vuelven frágiles y porosos, problema de salud que se conoce como osteoporosis y el cual incrementa el riesgo de fractura”, explica en un comunicado Víctor Mundo, gerente médico de Bayer.

Por esta situación es importante conocer la prueba de diagnóstico que existe en el campo de la salud, la cual permitirá lograr una detección oportuna y, con ello, la toma de acciones que ayuden a afrontar cualquier problema asociado con la enfermedad.

Esta prueba es la densitometría ósea, la cual mide el grado de mineralización del hueso al determinar que tan frágiles o fuertes son. Además de diagnosticar la presencia de osteoporosis u osteopenia, predecir el riesgo de fracturas e instaurar a tiempo el tratamiento.

¿Cómo se realiza?

El examen, de acuerdo con MedlinePlus, consiste en la utilización de dosis bajas de rayos X para observar un área determinada del cuerpo, como cadera, manos o pies. Esto con la finalidad de buscar señales de debilitamiento óseo o de pérdida de minerales.

“A través de un emisor de rayos X se realiza un barrido de la columna vertebral y las caderas. El densitómetro compara la energía emitida bajo el paciente con la energía recibida en un detector del equipo”, explica a la Clínica La Condes la endocrinóloga Verónica Araya.

Si el lector recibe un alto nivel de energía, los huesos tienen una baja concentración de calcio. Por lo que el riesgo de osteoporosis incrementa.

La densitometría ósea es indolora, no invasiva, segura y sólo requiere de 15 a 30 minutos. Sin embargo, 24 horas antes de realizarse la prueba es necesario suspender la ingesta de suplementos de calcio, agrega la Clínica de la Universidad de Navarra.

Finalmente, Araya recomienda realizar la densitometría cada dos años y en caso de estar bajo tratamiento de osteoporosis, una vez al año.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS