La enfermedad fue descrita por primera vez en 1924. (Foto: Especial)

Papillon Lefévre, el síndrome que provoca pérdida de dientes cuando eres joven

El éxito del tratamiento depende de un diagnóstico temprano así como del compromiso del paciente
Redacción | El Universal
07 Febrero, 2019 | 09:00 hrs.

El Síndrome de Papillón-Lefévre se caracteriza por la aparición de un síntoma llamado hiperqueratosis palmo-plantar y por el desarrollo de enfermedad periodontal agresiva que ocasiona que quienes lo padecen pierdan su dentadura a muy temprana edad.

Una de los factores de riesgo más importantes para desarrollar esta enfermedad es que los padres mantengan una relación consanguínea, ya que este factor se encuentra en un tercio de los casos reportados.

Sin embargo, en los casos donde no existe relación de sangre, se desconoce la causa que la provoca. Se sabe que el gen responsable se ha localizado en el brazo largo del cromosoma 11, de acuerdo con un artículo sobre el tema realizado por la Universidad de Costa Rica.

La hiperqueratosis palmo-plantar se trata de un engrosamiento en la piel de estas zonas las cuales, además, adquieren una coloración rojiza y escamosa “con aspecto apergaminado”.

Esto también puede presentarse en el dorso de los dedos de las manos y pies, así como en la piel de las articulaciones.

Por su parte, la periodontitis agresiva comienza generalmente desde que son muy pequeños por lo que es común que a los 14 años hayan perdido la mayoría de sus piezas dentales.

Para tratarlo se utilizan diversos métodos que incluyen el uso de antibióticos o extracción de todos los dientes temporales antes de la erupción de los permanentes, así como el control de placa dentobacteriana; todo con el objetivo de mantener los dientes por más tiempo.

El éxito del tratamiento depende en gran medida de que la enfermedad se diagnostique en una etapa temprana para que se pueda iniciar el tratamiento cuanto antes, el especialista que podría ayudar con ello es el odontólogo.

También influye mucho la adherencia y el compromiso del paciente para seguirlo como se debe. La enfermedad lleva los apellidos  M.M. Papillon y Paul Lefèvre, dermatólogos franceses que describieron la enfermedad por primera vez en 1924.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS