Especial

Olvídate de los juanetes sin cirugía

Los zapatos de mal calce y la obesidad son dos de las principales causas de enfermedades en los pies
Redacción | GDA
30 Noviembre, 2017 | 16:00 hrs.

Los que no lo sufren pueden pensar que los hallux valgus, mejor conocidos como juanetes, son una lesión simple, indolora, que sólo genera pequeñas molestias. La verdad es que no es así. Los juanetes provocan mucho dolor, tanto, que puede llegar a ser incapacitante. Y las mujeres suelen ser más vulnerables a ciertos problemas en los pies que los hombres.

En el sitio especializado en podología Foot Health Facts se afirma que las principales razones de este malestar son los años de caminar sobre zapatos estrechos, que aprietan los dedos, así como también los tacones altos, que producen calambres en la parte delantera del pie y aumentan los riesgos de padecer trastornos en el arco y el tobillo.

La gente que sufre del dolor de juanetes requiere una osteotomía-bunionectomía en el primer metatarso para corregir la deformidad, lo que implica la intervención de un cirujano que rompe el hueso o lo corta, y coloca el primer metatarso de nuevo.

Este procedimiento puede llevar un período largo de recuperación de seis a ocho semanas, durante las cuales los pacientes no pueden cargar objetos pesados y deben utilizar muletas. De allí que hayan surgido nuevas técnicas menos invasivas e igualmente efectivas.

Por ejemplo, el Centro Ortopédico de la Universidad Rush de Chicago desarrolló un procedimiento para eliminar juanetes sin cirugía y que permite una recuperación acelerada.

La técnica es un tratamiento conocido como Mini TightRope para corregir el hallux valgus, conocido como juanete, una deformidad dolorosa en la cual el dedo gordo del pie queda angulado.

De acuerdo con datos del Centro Ortopédico Rush, más de una tercera parte de mujeres estadounidenses tiene juanetes, y la causa más común de su desarrollo es usar zapatos apretados, inadecuados o de tacón alto.

En Estados Unidos se realizan al año cerca de 200 mil cirugías de corrección de juanetes, en las cuales entre 10 a 30 % de los pacientes tienen complicaciones significativas.

El procedimiento utiliza un material de sutura especial llamado fiberwire para vincular los primeros y segundos huesos metatarsianos en el dedo grande y segundo dedo del pie, que jala el primer metatarso en una alineación apropiada.

La técnica fue desarrollada por el ortopedista George Holmes, del Programa del Pie y Tobillo en el Centro Ortopédico Rush, y profesor adjunto de cirugía ortopédica en la institución. Con este procedimiento se reduce el tiempo de recuperación y los pacientes pueden ir a casa el mismo día.

Posterior al tratamiento, los pacientes usan zapatos postoperatorios y la sutura se quita generalmente en dos o tres semanas. La mayoría está libre de dolor dentro de dos a tres semanas.

El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos explica que los pies tienen 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos, por lo que no es raro pensar que algunos de esos componentes puedan fallar y causar dolor.

Además, es importante mencionar que los zapatos de mal calce y la obesidad son dos de las principales causas de enfermedades en los pies.

No debes ignorar lo que tus pies revelan de tu salud, ya sea con dolores notorios o con imperfecciones visibles. Por lo general, son señales de desequilibrio.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS