El dispositivo y la aplicación ayudan a mejorar la adherencia al tratamiento. (Foto: Especial)

Nuevo glucómetro que funciona con una app

El dispositivo y la aplicación ayudan a mejorar la adherencia al tratamiento. (Foto: Especial)
Rocío Mundo | El Universal
30 Noviembre, 2018 | 08:09 hrs.

Con más de 105 mil decesos en 2016, la diabetes es considerada la segunda causa de muerte en México. Su control y monitoreo continuo pueden prevenir o retrasar la aparición de futuras complicaciones, como daño renal.

“El automonitoreo es parte esencial en el manejo de la enfermedad debido a que ayuda a valorar si se están alcanzando los objetivos que se establecieron y a evaluar en forma individual la respuesta al tratamiento”, señala en conferencia de prensa el médico especialista en nutrición clínica, Octavio Cabrera.

El automonitoreo, agrega, debe adecuarse en función de cada persona, las metas que se tengan del tratamiento y de la valoración individual del control metabólico.

En este sentido, la empresa biotecnológica Roche presentó un nuevo medidor de glucosa en sangre y una aplicación móvil de registro y control de datos, que simplifican el seguimiento de las tomas glucémicas.

El glucómetro llamado Accu-Chek incluye un indicador de rango que permite conocer si los valores de glucosa están estables. Por ejemplo, si el resultado de la prueba está por encima del nivel establecido el indicador se situará en la región azul, mientras que si se está por debajo en la región roja.

Los valores están predeterminados en el medidor; sin embargo, estos pueden estabilizarse dependiendo de las metas individuales de cada tratamiento. Además, los resultados se obtienen en menos de cuatro segundos con una mínima cantidad de sangre, pero no sustituyen las pruebas de laboratorio.

Este nuevo dispositivo, realizado con la ayuda de personas con diabetes, tiene la capacidad de transferir los datos de manera automática a la aplicación digital “MySugr”. De esta manera, el manejo de las mediciones es más sencillo y la adherencia al tratamiento mejora.

La aplicación, disponible en 13 idiomas, también permite la sincronización de la información con otros teléfonos. Esto con la finalidad de que padres u otros familiares, en caso de que sea usada por niños o adolescentes, puedan supervisar los monitoreos.

La aplicación es de libre acceso, mientras que el precio del glucómetro oscila entre los 500 y 600 pesos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS