Se busca que la nueva materia ayuda a reducir la ansiedad en las personas (Foto: Especial)

Nueva Delhi introduce una "asignatura de la felicidad" en las escuelas

La India busca que sus habitantes sean más felices por medio de la meditación.
Redacción | GDA
02 Julio, 2018 | 11:00 hrs.

En Nueva Delhi los estudiantes tendrán una asignatura que muchos quisieran tener. Se trata de algo que han llamado “la asignatura de la felicidad” y que tiene como objetivo enseñar a los niños y adolescentes a “ser felices”.

La felicidad como materia parte de una idea de que alcanzar este estado de bienestar es algo que puede aprenderse con un método y con disciplina, al igual que otros tipos de conocimiento.

El denominado "currículo de la felicidad" fue concebido por el Dalai Lama y es una iniciativa que se centra en la "educación holística" que se busca implementar en 800.000 estudiantes, desde el jardín de infancia hasta adolescentes en 1.000 colegios.

"India es el único país que puede aunar la educación moderna con el antiguo conocimiento indio", dijo el líder tibetano budista y premio Nobel de la Paz, según los organizadores."Esto es necesario para lidiar con las emociones destructivas en el mundo. Así que lo que está comenzando en Nueva Delhi, puede tener un impacto en todo el mundo", agregó.

El currículo se centra en la práctica diaria de  la meditación, las enseñanzas morales, los ejercicios mentales y actividades con el objetivo de enseñar a los estudiantes a ser buenas personas, dijo el ministro principal adjunto Manish Sisodia.

"Se va a centrar en la salud, el carácter y la resistencia mental. Abordará el creciente problema de que los niveles de felicidad y bienestar están descendiendo mientras que aumentan el estrés, la ansiedad y la depresión", añadió.

Nueva Delhi no es el primer lugar de India en el que las autoridades se han involucrado en los esfuerzos por extender la felicidad entre los ciudadanos.

En 2016 el Gobierno del estado de Madhya Pradesh, en el centro, estableció un "Ministerio de la Felicidad" para garantizar la felicidad de los habitantes. Se dice que la iniciativa se inspiró en Bután, que mide desde los años 70 el bienestar de la población con el índice de felicidad nacional bruta (FNB).

QUÉ DICEN LOS USUARIOS