Registros policiales indican que la pareja intentó determinar la edad exacta de Natalia en diferentes oportunidades. (Foto: Daily Mail)

Niña adoptada resulta ser una mujer con enanismo que quería matar a sus padres

La chica "quería matar a toda la familia y enterrarla en el jardín de la casa"
Redacción | GDA
25 Septiembre, 2019 | 17:17 hrs.

Una pareja de Indiana, Estados Unidos, fue acusada la semana pasada de haber abandonado a una de sus hijas, según informó el medio Washington Post. Los acusados, Michael y Kristine Barnett, no niegan el abandono.

En 2010 adoptaron a Natalia, una chica de aparentemente seis años de edad en Ucrania. Y en 2014 dejaron a la menor en un departamento en Indiana y se mudaron con el resto de sus hijos a Canadá. Así lo confirmaron a las autoridades locales.

¿Por qué abandonaron a Natalia? Kristine, una conocida autora de libros sobre crianza en Estados Unidos, reveló la razón esta semana.

Según Barnett, Natalia no era una niña sino “una mujer de 22 años con enanismo”. "(Natalia) es un adulto y la adopción fue una estafa", dijo Kristine.

Michael y Kristine se divorciaron luego de abandonar a Natalia. Antes de irse a Canadá intentaron cambiar la edad oficial de la chica de siete a 22 años.

Según declaró Kristine, Natalia es "una sociópata y una psicópata" que estuvo todo el tiempo consciente de lo que hacía. Además, dijo que la chica "quería matar a toda la familia y enterrarla en el jardín de la casa".

El exesposo de Kristine, Michael Barnett, de 43 años, contó una historia diferente a la policía.

Natalia era una menor cuando la abandonamos. Kristine le dijo que le diga a la policía que ella tenía 22 años”, dijo.

Registros policiales indican que la pareja intentó determinar la edad exacta de Natalia en diferentes oportunidades.

En 2010, el año de la adopción, un doctor indicó que la chica tenía ocho años y no seis como decía. En 2012, otro doctor indicó que tenía "aproximadamente 11 años".

“Los medios me están mostrando como si hubiera abandonado a un menor. Pero no hay ningún menor en esta historia. Natalia era ya una mujer. Menstruaba, tenía dientes de adulto”, dijo Kristine al DailyMail.

Michael y Kristine Barnett fueron detenidos y liberados luego de pagar la fianza.

Kristine Barnett afirma que Natalia era una persona muy peligrosa y que corrían peligro en todo momento. Esto impidió que puedan dormir con tranquilidad por las noches. Se sentían amenazados de muerte.

“Ella pintó dibujos en los que decía que quería matar a los miembros de la familia, envolverlos en una sábana y ponerlos en el jardín trasero. Se quedaba de pie junto a nosotros en medio de la noche. No se podía dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos punzantes. La vi poner químicos, lejía o algo así en mi café y le pregunté, ‘¿Qué estás haciendo?’ Me dijo: ‘Estoy intentando envenenarte’”, contó.

Diferentes medios informaron que Natalia empezó a escuchar voces y a pintar espejos con su propia sangre. Fue en un centro psiquiátrico donde Natalia confesó que no tenía 9 años.

El Hospital Larue Carter en Indianápolis explicó que Natalia reconoció que había intentado asesinar a su familia adoptiva y que no sentía ningún remordimiento. Es más, cometer este crimen le parecía divertido.

El psicólogo Andrew McLaren dijo que la joven ucraniana se había dedicado a estafar familias durante varios años.

imagen-sin-titulo.jpg

LA VERSIÓN DEL PADRE

En 2014 Michael Barnett registró una petición de divorcio contra Kristine. De acuerdo con el periódico El Confidencial, vecinos señalan que "ella tiene ahora 16 años de verdad, pero por los cambios de edad legales, según la Justicia, tiene 30 años. Tras años y años de este lío legal, finalmente ahora se está empezando a resolver. Está feliz en una familia cristiana maravillosa. El padre adoptivo ha cooperado, pero la madre adoptiva no".

El diario contactó a Terrance Kinnard, el abogado defensor del padre adoptivo, quien afirmó que la niña no era adulta, pese a lo que señaló la madre al Daily MailMichael Barnett, el padre de 43 años, cuando fue entrevistado por la policía dijo que la niña era menor de edad cuando cambiaron su edad y la dejaron en Lafayette, Indiana. Y aseguró a los detectives que su esposa había aconsejado a la niña que le dijera a la gente que tenía 22 años si la interrogaban. 

En fotografías de Facebook, El Confidencial asegura que Natalia Barnett ahora vive (al menos hasta 2018) con una familia cristiana. Los padres adoptivos esperan la sentencia por negligencia infantil.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS