La trombosis venosa yugular tiene complicaciones mortales como la sepsis sistémica. (Foto: NASA)

NASA improvisa tratamiento de emergencia para un coágulo en el espacio

El astronauta permaneció cuatro meses en el espacio con un coágulo en la sangre
Redacción | El Universal
14 Enero, 2020 | 19:00 hrs.

Durante una misión espacial en la Estación Espacial Internacional, uno de los astronautas de la NASA sufrió de un coágulo venoso en la yugular, por lo que necesitó atención inmediata dentro de la nave, y requirió de la opinión de un experto en trombosis desde la Tierra.

El caso publicado en The New England Journal of Medicine, no reveló el nombre del astronauta ni la misión espacial en la que sucedió pero apunta que el coágulo fue encontrado a través de un examen de ultrasonido de rutina como parte de una investigación vascular.

La trombosis venosa yugular interna obstructiva izquierda que presentaba el astronauta podría tener complicaciones potencialmentes mortales, por lo que fue necesaria la intervención del padecimiento aún en órbita.

La misión de la NASA llevaba ya dos meses en la Estación Espacial Internacional, y le restaban cuatro meses en el espacio. Los exámenes para identificar el trombo se realizaon en la estación con la guía e interpretación de dos radiólogos en la Tierra.

También lee: Universitarios mexicanos participan en una misión de simulacro a Marte

Además, debido a la urgencia de la afección, la NASA contactó al doctor Stephan Mooll, especialista en trombos ajeno a la agencia espacial, para solicitar su opinión médica e iniciar el tratamiento.

“Mi primera reacción cuando la NASA me contactó fue preguntar si podía visitar la Estación Espacial Internacional para examinar al paciente yo mismo. No podían llevarme al espacio lo suficientemente rápido, así que procedí con el proceso de evaluación y tratamiento desde aquí”, mencionó Moll.

Las condiciones de la farmacia en órbita no permitieron un tratamiento ideal del coágulo, sin embargo, sí había anticoagulantes, aunque con jeringas limitadas. El doctor Moll creó un tratamiento con el medicamento disponible para los siguientes 40 días, pues después de este tiempo llegaría una nave a la Estación Espacial Internacional con nuevos suministros.

Pasados los 40 días, el astronauta recibió un medicamento en tabletas más adecuado para su condición. Con el tiempo el trombo fue disminuyendo, pero no fue hasta cuatro días antes del aterrizaje que el cosmonauta dejó de medicarse, pues existía riesgo de hemorragia.

También lee: Un gemelo en la Tierra y uno en el espacio por un año ¿quipen envejeció más?

Es importante recalcar que la trombosis venosa yugular tiene complicaciones mortales como la sepsis sistémica y embolia pulmonar, si ésta no se atiende a tiempo.

Después del regreso a Tierra se practicaron al astronauta los exámenes correspondientes de seguimiento. Después de 10 días, ya no había rastro del coágulo en su sangre, afirmó el estudio.

De acuerdo con una de las autoras del estudio, este caso abre la puerta sobre analizar los efectos a la salud de los viajes al espacio, la carga de medicamento y las posibles complicaciones en órbita, sobre todo en un momento en el que se planean los viajes turísticos al espacio.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS