El análisis incluyó un total de 138 mil 782 participantes. (Foto: Especial)

Meseros son más propensos a padecer derrame cerebral

Las personas con trabajos de alto estrés tienen un riesgo 58% mayor de sufrir un accidente cerebrovascular
Redacción | El Universal
18 Febrero, 2019 | 12:45 hrs.

Algunas profesiones, como las dedicadas a la industria de servicios, tal es el caso de los meseros y auxiliares de enfermería, podrían estar relacionadas con un mayor riesgo de derrame cerebral o accidente cerebrovascular debido al alto estrés al que están sometidas, según un estudio publicado en la revista Neurology.

El estudio encontró que las personas con trabajos de alto estrés tienen un riesgo 58% mayor de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico, caracterizado por la detención del flujo de sangre al cerebro. En el caso de las mujeres, la probabilidad es de 33%.

“Es posible que los trabajos de alto estrés lleven a conductas más insalubres, como los malos hábitos alimenticios, fumar y la falta de ejercicio”, señaló Dingli Xu, autor principal del estudio y profesor de la Universidad de Medicina del Sur, en Guangzhou, China.

El análisis examinó seis estudios sobre tensión laboral y riesgo de accidente cerebrovascular, los cuales incluyeron un total de 138 mil 782 participantes que fueron seguidos durante tres a 17 años.

Los empleos se clasificaron en cuatro grupos: trabajos pasivos, es decir, aquellos con baja demanda y bajo control en los que se incluyeron mineros y conserjes; trabajos de bajo estrés los cuales requieren baja demanda y alto control, como científicos y arquitectos naturales.

Trabajos de alto estrés, que son de alta demanda y bajo control, entre los que destacan la industria de servicios, como meseros y auxiliares de enfermería; y trabajos activos con alta demanda y alto control, que incluyen médicos, maestros e ingenieros.

En los seis estudios, el porcentaje de aquellos individuos con trabajos de alto estrés osciló entre el 11 y 27% de los participantes.

Pese a estos resultados, Dingli Xu dijo que la investigación tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, que el estrés se midió en un sólo punto en el tiempo y que los niveles de presión arterial alta o colesterol no se ajustaron adecuadamente en los estudios originales.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS