La osteoartritis es una enfermedad común de las articulaciones en personas de la tercera edad. (Foto: Especial)

Los opioides no ayudan en el tratamiento de la artritis

Los opioides fuertes mostraron menores beneficios contra el dolor provocado por la osteoartritis
Redacción | El Universal
11 Noviembre, 2019 | 17:00 hrs.

Los opioides se utilizan comúnmente para el tratamiento del dolor causado por distintas afecciones como lo es la artritis. Sin embargo, una nueva investigación analizó los efectos a largo plazo del consumo de opioides en el tratamiento del dolor en los pacientes con osteoartritis.

Dicha investigación concluyó que el uso de opioides no tiene efectos positivos a largo plazo para el tratamiento del dolor y la depresión causada por la osteoartritis, por lo que su prescripción puede resultar con el tiempo en una dependencia a este tipo de analgésicos.

El estudio comprobó que los opioides marcan un alivio inmediato causado por el desgaste de las articulaciones en cadera y rodillas. Pese a ello, después de dos semanas de uso los beneficios contra el dolor y la función de las articulaciones son mínimos.

Se indicó que incluso la administración de opioides calificados como fuertes tuvieron resultados peores en el tratamiento del dolor, aunado a que con su uso se corre un mayor riesgo de generar una dependencia a las sustancias de los medicamentos.

“Dada la controversia actual con respecto al uso de opioides en el dolor crónico, queríamos profundizar en los perfiles de eficacia y seguridad de los fármacos opioides orales en los pacientes con osteoartritis”, indicó Raveendhara R. Bannuru, autor principal del estudio.

La osteoartritis es una enfermedad común de las articulaciones que se presenta con mayor frecuencia en personas de mediana a tercera edad. Este padecimiento se caracteriza por el desgaste del cartílago, tendones y ligamentos en las articulaciones como cadera y rodillas, causando inflamación y dolor.

La investigación incluyó el análisis de los datos de 23 ensayos controlados, en donde se incluyeron más de 11 mil personas entre 54 y 67 años. De esta cifra el 64% eran mujeres y el resto hombres.

En general, los resultados mostraron que los opioides tienen beneficios mínimos sobre el dolor inmediato, y tras el análisis a las dos, cuatro, ocho y 12 semanas se concluyó que el uso de opiáceos no tiene impacto en la calidad de vida o la depresión del paciente con osteoartritis.

Sin embargo, la investigación presentada en el American College of Rheumatology apuntó que existe un sesgo en el efecto de los opioides fuertes debido a la baja tolerabilidad de los pacientes en su administración a largo plazo.

“A la luz de las preocupaciones de dependencia y la incomodidad que sienten muchos pacientes mientras toman los medicamentos, parece que no hay una ventana terapéutica óptima para el uso de opioides orales en la osteoartritis”, apuntó Bannuru.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS