El estudio utilizó registros de defunciones y datos meteorológicos del periodo 2002-2011. (Foto: Archivo El Universal)

Los frentes fríos pueden ocasionar más derrames cerebrales

El estrés debido al frío produce un aumento de la viscosidad sanguínea y del recuento de plaquetas, elevando la presión arterial
Redacción | El Universal
07 Agosto, 2018 | 14:00 hrs.

Si bien es sabido que el descenso de las temperaturas incrementa el riesgo de resfrío o gripe, una nueva investigación mostró que el número de muertes por accidente cerebrovascular, o derrame cerebral,  aumenta en épocas de clima frío, especialmente en personas mayores de 65 años.

El estudio, publicado en el International Journal of Biometeorology, utilizó registros de defunciones y datos meteorológicos del periodo 2002-2011 de la ciudad de Sao Paulo.

Para averiguar si la variación de la temperatura se correlacionaba con la mortalidad por accidente cerebrovascular se recurrió a información del Programa de mejora de los registros de defunción de la ciudad.

Tras realizar el cruce de datos sobre mortalidad por accidente cerebrovascular y temperaturas medias para la ciudad de Sao Paulo, los hallazgos mostraron un mayor riesgo de accidente cerebrovascular cuando las temperaturas eran inferiores a 15 grados Celsius.

En el caso del accidente cerebrovascular isquémico —aquel que es causado por la obstrucción de un vaso sanguíneo en el cerebro debido a un coágulo de sangre—, los resultados arrojaron que el riesgo de sufrir este padecimiento debido a las bajas temperaturas era más significativo para hombres mayores de 65 años.

Mientras que el accidente cerebrovascular hemorrágico —originado por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro— representó un mayor riesgo tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, éste se incrementó en las mujeres que superaban los 65 años.

Los autores del estudio explicaron que en respuesta a los cambios de temperatura, las personas mayores tienen menos capacidad de mantener la homeostasis —capacidad para autorregular la temperatura del cuerpo.

Agregaron que el estrés debido al frío produce un aumento de la viscosidad sanguínea y del recuento de plaquetas, lo que eleva la presión arterial, al grado de plantear la amenaza de un accidente cerebrovascular hemorrágico.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS