Especial

¿Le hace daño a tu perro comer chocolate?

Los perros son sensibles a la sustancia teobromina, pues la metabolizan lentamente
Redacción | El Universal
25 Febrero, 2018 | 08:00 hrs.

Aunque su sabor y textura hacen del chocolate uno de los placeres gastronómicos favoritos de muchos, esta exquisitez humana, incluso en cantidades pequeñas, ocasiona reacciones adversas en las mascotas. Una de ellas, la más grave, es intoxicación por teobromina, cuyas principales víctimas son los perros.

El chocolate está hecho de semillas tostadas del árbol de cacao, que dentro de sus propiedades, contienen sustancias tóxicas para perros y gatos, como la teobromina. Ésta, al ser un estimulante natural, relaja los músculos lisos, especialmente los bronquiales, e incrementa la producción de orina en los riñones.

En comparación con otros animales domésticos, los perros son sensibles a esta sustancia debido a que metabolizan la teobromina lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos, señala en un artículo Karen Becker, médico veterinaria.

Explica que una dosis de 250 a 500 miligramos de teobromina por kilogramo de masa corporal está considerada como una dosis potencialmente letal para los perros. Mientras que la dosis letal para los gatos comienza alrededor de los 200 miligramos por kilo de peso corporal.

Si un perro, por el contrario, consume una cantidad pequeña de chocolate es posible que aparezca malestar estomacal, vómito o diarrea. En cantidades suficientes, la teobromina puede producir insuficiencia cardíaca, disminución de la presión arterial, debilidad, coma e incluso la muerte.

“Los perros son víctimas del envenenamiento por chocolate más frecuentemente que los gatos, ya que a los perros les gustan los sabores dulces, y en realidad, comen de forma indiscriminada”, menciona la médico veterinaria.

Indica, además, que el tipo de chocolate influye en la intoxicación por teobromina, pues el chocolate negro o amargo, en cualquier cantidad, contiene altos niveles de esta sustancia, que con una pequeña cantidad el perro puede resultar envenenado.

“Lo peor es el polvo de cocoa seco, que contiene los mayores niveles de teobromina por libra, 8 mil 20 miligramos por onza en comparación con el chocolate de repostería, que contienen 450 miligramos por onza”, asegura.

Karen Becker señala que el perro puede tardar varios días en recuperarse, aún cuando reciba atención médica inmediata. “No todos sobreviven, por lo que es muy importante en los hogares donde haya mascotas, mantener guardado cuidadosamente el chocolate en todas sus formas”, finaliza.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS