En México hay casi 22 mil personas en la lista de espera para recibir la donación de un órgano. (Foto: Especial)

¿Las personas que consumen drogas pueden donar órganos?

Las personas con consumo activo de alcohol no pueden considerarse donantes de hígado
Rocío Mundo | El Universal
08 Mayo, 2019 | 18:05 hrs.

Donar un órgano es un acto de amor que salva vidas. A pesar de ello no todas las personas pueden hacerlo, sobre todo aquellas que consumen sustancias tóxicas, como el alcohol.

Las personas usuarias de drogas intravenosas idealmente no deben considerarse potenciales donadores de hígado debido a que existe el riesgo de que sean portadores del virus de la Hepatitis B o C.

En caso de que el donador sea portador de hepatitis C, la persona puede someterse a tratamientos para que el órgano dañado pueda donarse, señala el médico hepatólogo Raúl Contreras Omaña.

La causa principal de este cambio radica en el éxito de los antivirales de acción directa, los cuales han demostrado una tasa de curación cercana al 100%, afirma la directora de la Organización Nacional de Trasplantes de España, Beatriz Domínguez al diario El País.

Mientras que en caso del consumo activo de alcohol, Contreras Omaña indicó que estas personas no pueden considerarse donantes debido a la inflamación que la sustancia provoca en el hígado.

Incluso, no pueden hacerlo aun cuando todavía no han desarrollado cirrosis hepática.

Agregó que los individuos que consumen alcohol y que quieren ser donantes deben demostrar seis meses de abstinencia y someterse a una biopsia hepática para ver en qué condiciones de salud se encuentra el hígado.

Los requisitos necesarios para ser donador son buena capacidad mental, tener 18 años o más, ser menor de 65 años y no tener enfermedades infecciosas como VIH, según información del Centro Nacional de Trasplantes.

En México hay casi 22 mil personas en la lista de espera para recibir la donación de un órgano.

 

Personas muertas por sobredosis pueden donar órganos

Las muertes relacionadas con sobredosis de drogas en Estados Unidos han incrementado la cantidad de órganos disponibles para trasplantes, según una investigación de la Universidad de Utah.

Estos órganos no muestran ningún cambio significativo en la probabilidad de supervivencia de los receptores en el primer año del trasplante, lo que alivia las preocupaciones de daños irreversibles

“En las circunstancias desafortunadas donde ocurren las muertes por opioides, la donación de órganos puede prolongar la vida de muchos pacientes que necesitan un trasplante”, Josef Stehlik.

Los investigadores examinaron 17 años de registros de trasplantes; así como la tasa de supervivencia de 2 mil 360 pacientes en un año después de recibir un trasplante de corazón o pulmón de donantes que

El equipo examinó los datos del corazón y los pulmones debido a que estos órganos son los más sensibles a la disminución del suministro de oxígeno que puede ocurrir.

Los investigadores también examinaron los datos de Eurotransplant que rastrea la donación de trasplantes en ocho países europeos durante el mismo periodo.

Con ello descubrieron que el número de donantes que mueren por intoxicación de drogas en Europa ha permanecido bajo, es decir, en menos del 1%.

Según el estudio publicado en el New England Journal of Medicine, los médicos han sido conservadores al identificar órganos de personas con muerte por sobredosis para la donación.

Durante una sobredosis, una persona puede experimentar episodios prolongados de presión arterial baja que pueden reducir el suministro de oxígeno a todo el cuerpo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS