Los investigadores compararon las pautas oficiales sobre el consumo seguro de alcohol con la percepción de los consumidores. (Foto: Especial)

Las personas están bebiendo menos para evitar la "cruda"

La mayoría de las personas establecen umbrales de consumo de alcohol basado en experiencias anteriores
Redacción | El Universal
28 Mayo, 2019 | 12:14 hrs.

Los efectos inmediatos, y no los daños a la salud a largo plazo, persuaden a las personas a reducir su consumo de alcohol, según un estudio publicado por la Universidad de Oxford.

“Los bebedores generan sus propios parámetros para lo que es un nivel adecuado para beber, que no están basados en guías expertas”, dijo la catedrática en psicología Emma Davies.

El estudio, publicado en la revista Psychology & Health, encontró que la mayoría de las personas establecen umbrales de consumo de alcohol basado en experiencias anteriores, como en resacas.

Ello demuestra una desconexión entre las concepciones médicas de riesgo y las experiencias a las que recurren para determinar cuándo dejar de beber, señaló el artículo.

Los investigadores compararon las pautas oficiales sobre el consumo seguro de alcohol con la percepción de los consumidores.

Con lo que obtuvieron que menos del 2% prestaron atención a dichas pautas, mientras que sólo el 4% consideró su salud a largo al decidir cuánto tomar.

“Podemos ver que el desafío de la sociedad es encontrar una manera de incorporar los hallazgos médicos cada vez más sólidos sobre los peligros del consumo de alcohol en las experiencias reales”.

Para mantener un daño mínimo por el consumo de esta bebida, el Instituto Nacional de Salud (NIH) recomendó la ingesta menor de 14 unidades de alcohol por semana, las cuales pueden repartirse a lo largo de tres o más días.

Una unidad de alcohol equivale a 25 mililitros de licor fuerte o menos de 100 mililitros de copa de vino; sin embargo, las pautas oficiales no permiten una sola bebida diaria.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS