En la mayoría de los casos, la reacción cutánea es leve o moderada. (Foto: Especial)

La radioterapia causa dermatitis en personas con cáncer

La dermatitis por radiación puede provocar retrasos que comprometan la finalización del tratamiento
Redacción | El Universal
13 Diciembre, 2018 | 14:00 hrs.

Caracterizada por enrojecimiento y descamación seca o húmeda, la dermatitis por radiación afecta al 95% de las personas con cáncer sometidas a radioterapia. Se presenta principalmente en pacientes con cáncer de mama, cabeza y cuello, pulmón o sarcoma, derivado de una mayor dosis de radiación en la piel.

En la mayoría de los casos, la reacción cutánea es leve o moderada; sin embargo, aproximadamente del 20 al 25% de las personas experimenta descamación y ulceración húmedas, señaló en un comunicado Nicola Alessandro Iacovelli, del Instituto Nacional Italiano de Tumores en Milán, Italia.

Durante el XVIII Congreso Nacional de Radioterapia Oncológica, realizado en Puerto Vallarta, Jalisco, el especialista señaló que los efectos de la radioterapia pueden afectar la calidad de vida de la persona, causar dolor, limitar las actividades y retrasar el tratamiento.

Es por ello que es esencial que las enfermeras oncológicas estén familiarizadas con la presentación clínica de la dermatitis por radiación, uno de los efectos más comunes causados por esta terapia, y utilicen técnicas de evaluación válidas para controlar los cambios en la piel, así como la efectividad de las intervenciones.

Además, es necesario tratar la piel con medicamentos que ayuden a prevenir y curar los síntomas inducidos por la radioterapia, como el gel tópico Xonrid.

“Es recomendable aplicarlo como preventivo de la dermatitis inducida por radioterapia, ya que su uso durante la radioterapia demostró una disminución de los efectos que ésta provoca”, aunque también puede usarse como tratamiento para curar las lesiones causadas por esta terapia.

Cuando el gel se aplica en la piel afectada por la radiación, se produce una película protectora que reduce la pérdida de agua transepidérmica y aumenta la hidratación. A la vez de promover el proceso de curación al restaurar la hidratación fisiológica.

Si no se trata de manera adecuada y proactiva, la dermatitis por radiación puede provocar retrasos que comprometan la finalización del tratamiento, su eficacia y, en última instancia, la supervivencia.
 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS