Especial://pixabay

La poco conocida enfermedad que mata fumadores

Algunos de los síntomas que manifiesta esta enfermedad son falta de aire de forma crónica y progresiva, opresión en el pecho y tos constante
Redacción | El Universal
30 Noviembre, 2017 | 10:03 hrs.

Fumar no sólo es factor de riesgo para desarrollar cáncer de boca o pulmón, sino también de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo que reducir o, mejor aún, evitar el consumo de tabaco, es la mejor manera de tener buena calidad de vida. En 2015, cerca de 25 mil muertes en México estuvieron relacionadas con este padecimiento.

El jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, Ramón Iván de Dios Pérez, indica que por cada 10 pacientes con EPOC nueve desarrollaron la enfermedad por su exposición a los químicos que contienen los cigarros. Ésta es una patología irreversible y progresiva que afecta el rendimiento del organismo.

“El daño es a nivel de los alvéolos, donde se lleva a cabo el intercambio del dióxido de carbono que se expele como parte de los residuos del metabolismo, con el oxígeno, el cual es parte de los combustibles del cuerpo que ayudan a producir energía, en conjunto con la glucosa”, señala De Dios Pérez.

La EPOC suele presentarse con mayor frecuencia en personas mayores de 40 años, especialmente en aquellas que estuvieron expuestas a humo de cigarro y leña, así como a contaminación atmosférica, menciona Juan Carlos Vázquez García, director de enseñanza del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Explica, además, que algunos de los síntomas que manifiesta esta enfermedad son falta de aire de forma crónica y progresiva, opresión en el pecho y tos constante.

Vázquez García asegura que la EPOC es la principal causa de muerte por enfermedad respiratoria y la cuarta por enfermedad general, sólo después de los padecimientos cardiovasculares, diabetes y cáncer.

Ante esto, el urgenciólogo destacó la importancia de que el tabaco esté lejos del alcance de los niños. Añadió que el consumo de tabaco también causa daños al esmalte dental y es común que los fumadores pierdan dientes siendo jóvenes.

“No sólo es nicotina lo que contienen los cigarrillos, sino que alquitrán, metales pesados como el plomo, los cuales son sumamente dañinos porque activan los oncogenes, es decir, unos genes que tenemos y que estimulados propician el desarrollo de cáncer”, sostuvo Pérez.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS