Los hombres son más probables de ser infieles, y lo hacen más seguido, pero hay un número de mujeres que también tienen estas fantasías. (Foto: Especial)

La infidelidad puede ser algo positivo para algunas parejas

La infidelidad se ha convertido en un fetiche
Redacción | El Universal
30 Junio, 2018 | 09:00 hrs.

En el mundo, la infidelidad siempre ha sido mal vista. Sin embargo, un estudio ha demostrado que la infidelidad puede ser positiva en algunas personas.

El estudio, elaborado por David Ley, Justin Lehmiller y el escritor Dan Savage, señala que cumplir las fantasías de infidelidad puede resultar una experiencia positiva para muchas parejas.

La investigación señala señala que actualmente la infidelidad se ha convertido en un fetiche, o fantasía sexual para algunos hombres que se excitan con la idea de que su pareja participe en actividades sexuales con alguien más. Las mujeres también comparten esa fantasía, pero en menor medida que los hombres.

Lehmiller realizó una encuesta a miles de estadounidenses y los resultados arrojaron que el 58% de los hombres y casi un tercio de las mujeres habían tenido fantasías de infidelidad.

Los hombres son más probables de ser infieles, y lo hacen más seguido, pero hay un número de mujeres que también tienen estas fantasías”, dice Lehmiller.

Las emociones en torno a ver a tu pareja con alguien maás se puede sumar a la excitación sexual, dijo Savage; “No es considerado infidelidad si no hay un elemento de humillacion, degradacion o negación”.

“Nuestras imaginaciones eróticas tienen la habilidad de convertir algo desagradable a algo agradable”, explica Savage.

En parejas que deciden hacerlo, es importante tomar las cosas gradualmente. “La realidad de ver a tu pareja teniendo relaciones sexuales con alguien más, o saber que lo están haciendo si no estás allí, es a menudo muy diferente a la fantasía”, explica Savage.

“Las recompensas pueden ser increíbles, según las parejas que han incorporado las fantasías de infidelidad exitosamente”, concluye Savage.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS