Este padecimiento afecta a más hombres que mujeres. (Foto: Especial)

La enfermedad que ocasiona tics incontrolables

El síndrome fue descrito por primera vez por el neurólogo Georges Gilles de la Tourette
Redacción | El Universal
31 Enero, 2018 | 08:00 hrs.

El síndrome de la Tourette (TS) es un trastorno neurológico que se caracteriza por que quienes la padecen sufren movimientos y emisiones sonoras repetitivas e involuntarias llamadas tics.

El trastorno fue descrito por primera vez por el neurólogo Georges Gilles de la Tourette y es por él que recibe su nombre, de acuerdo con un artículo del Instituto Nacional de desórdenes neurológicos y accidentes cerebrovasculares.

Los síntomas suelen aparecer en la infancia o adolescencia y afecta entre tres y cuatro veces más a los hombres que a las mujeres. Estos se presentan en forma de tics y pueden ser desde leves hasta severos.

Se trata de una enfermedad que no tiene cura por lo que las personas deben aprender a vivir con sus tics. Los tics motores simples son movimientos súbitos, breves y repetitivos.

Algunos de los más comunes son el parpadeo de los ojos y otros movimientos de los ojos, muecas faciales, encogimiento de los hombros así como sacudidas de la cabeza y el hombro.

También pueden desarrollar tics más complejos que pueden incluir muecas faciales, torsión de la cabeza o encogimiento del hombro. Otros tics motores complejos pueden ser olfatear o tocar objetos, brincar, saltar, doblarse o contorsionarse, todo de forma constante y repetitiva.

Por su parte, los tics más severos y discapacitantes incluyen movimientos que los inducen a infligirse daño como aquellos que los induce a golpearse ellos mismos en la cara.

Estos tics también incluyen espasmos vocales (repetitivos y repentinos) que provocan la emisión de ruidos fuertes que se presentan de forma repetitiva y repentina y que pueden incomodar a otras personas.

Las causas de este síndrome aún son desconocidas pero las teorías más aceptadas señalan que podría deberse a anormalidades en algunas regiones cerebrales y en los circuitos que interconectan estas regiones.

También podría ser causada por alteraciones en la producción de dopamina, serotonina  y norepinefrina, neurotransmisores responsables de la comunicación entre las células nerviosas.

Además de los tics motores y los tics fónicos las personas con este síndrome suelen desarrollar otro tipo de trastornos que muchas veces afectan más sus vidas que los tics.

Algunos de ellos son hiperactividad, impulsividad, deficit de atención, trastorno obsesivo compulsivo que se manifiesta en forma de pensamientos repetitivos e intrusivos.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS