Especial

La enfermedad que mató a la modelo rusa

Esta enfermedad es un infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal
Alejandra Rodríguez |El Universal
30 Octubre, 2017 | 14:55 hrs.

La modelo rusa de 14 años de edad, Vlada Dziuba, falleció el viernes en un hospital de Shangai a causa de una meningitis agravada. Su padecimiento puede ser causada por diversos microorganismos, entre los que se incluyen bacterias, virus y hongos.

Distintos medios locales señalaron que la joven murió el viernes tras haber participado en un desfile en China. La modelo fue hospitalizada luego de colapsar en un desfile de la Semana de la Moda de Shanghái.

José Manuel Navarro Castañeda, neurólogo del Hospital San José del Tecnológico de Monterrey define a la meningitis como una infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal (meninges), lo que ocasiona que se obstruya el flujo sanguíneo hacia el cerebro, poniendo en riesgo el desarrollo y la vida de quienes la padecen.

Existen factores de riesgo para la meningitis, como un sistema inmune debilitado, el estado nutricional o la inmadurez. “Los pacientes presentan una rigidez en la región cervical y la espalda”, sostiene el neurólogo.

El especialista afirma que cuando la meningitis es bacteriana, la bacteria Neisseria Meningitidis es la que ataca al organismo. Puede producir daños cerebrales, sordera o discapacidad de aprendizaje en un 10 a 20% de los supervivientes.

La agencia ESEE, para la que trabajo la modelo  asegura que la joven falleció debido a una septicemia, que es una forma de infección sanguínea. Y no por una meningitis agravada por el agotamiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una forma menos frecuente pero aún más grave de enfermedad meningitis es la septicemia meningocócica, que se caracteriza por una erupción cutánea hemorrágica y colapso circulatorio rápido.

Las secuelas que puede ocasionar la meningitis no atendida debida y oportunamente, incluyen parálisis cerebral, parálisis de pares craneales, atrofia cerebral, ceguera, sordera, déficit mental, alteraciones en el desarrollo neurológico, hidrocefalia, crisis convulsivas y la muerte.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS