El 20% de las disfunciones tienen un origen fisiológico. (Foto: Especial)

La diabetes puede causar disfunción eréctil

Es problema se genera debido a las alteraciones vasculares y neurológicas que afecta la erección
Darinka Gómez | El Universal
22 Noviembre, 2018 | 14:00 hrs.

La diabetes es una de las enfermedades crónicas que más aquejan a la población mexicana. Este padecimiento genera múltiples complicaciones que afectan la calidad de vida de quien la padece.

Una de estas complicaciones es la disfunción eréctil, una secuela de la que casi no se habla debido a que suele generar vergüenza en muchos hombres.

Este problema ocurre debido a las alteraciones vasculares y neurológicas que produce la diabetes mellitus sobre los órganos sexuales. El nivel de gravedad de la disfunción se relaciona con el adecuado control que tenga el paciente de la glucemia, de acuerdo con información de la revista de Perinatología y Reproducción Humana.

Uno de los mayores problemas de la disfunción provocada por la diabetes es que genera a su vez problemas psicológicos que complican el tratamiento del padecimiento.

En la parte médica del tratamiento lo primero a considerar es la eliminación de factores que contribuyen a la enfermedad vascular, por lo que es necesario controlar la glucemia. También es importante evitar en lo posible medicamentos con efectos adversos sobre la función eréctil.

La disfunción por diabetes entra en el 20% de disfunciones ocasionadas por una afectación física ya que la mayoría se producen por algún factor psicológico.

A la par de los tratamientos farmacológicos la disfunción requiere atención psicológica. Sobre este tema habla la sexóloga y terapeuta Fernanda Zárate, quien explica que el tratamiento psicológico consiste en hacer que los pacientes dejen de focalizar el pacer en los organos sexales.

“Un tema de educación nos hace pensar que el placer sexual residen en los órganos sexuales, lo primero es quitar esta idea para después trabajar el erotismo y buscar el placer en otras zonas del cuerpo”, explica.

Según señala la especialista también es importante reducir la ansiedad que les da no poder tener una erección pues eso sólo complica el problema.

“La  autoestima de estos hombres se ve muy dañada debido a que les enseñan a ser proveedores de todo el placer y cuando no pueden se frustran, se aíslan y se deprimen.

La terapeuta añade que también se trabaja con la pareja para que sepa cómo apoyar a su ser querido, enseñando posturas que faciliten la erección y enseñándoles a disfrutar y valorar mucho cuando la logran.

Por último, advierte que en estos casos no debe utilizarse el viagra pues podría generar más complicaciones debido a que no es compatible con la enfermedad.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS