En este país la alimentación es valorada por su poder curativo. (Foto: Especial)

Japón combate obesidad con materia sobre nutrición

Japón tiene uno de los porcentajes más bajos de obesidad en su población adulta
Redacción | El Universal
08 Octubre, 2018 | 11:00 hrs.

Si bien la obesidad parece ser un problema de salud a nivel mundial existe un país en el que los niveles de obesidad se encuentran bajo control. Este país es Japón, lugar que posee uno de los porcentajes más bajos de obesidad en su población adulta.

Una parte de las estrategias implementadas para mantener a la obesidad a raya es un programa llamado Shokuiki el cual consiste en implementar materias sobre nutrición en las escuelas  y hacer que esta sea tan importante como ciencias o matemáticas.

La propuesta parte de la idea de que la alimentación debe ser parte de la educación de los menores para que desde pequeños entiendan la importancia de comer de manera saludable, según señala el documento oficial del programa.

El nombre,  Shokuiki, viene de las palabras “shoku” que significa dieta y de “iku” que quiere decir formación integral. Dicha estrategia se puso en marcha desde el año 2005 para 2015 ya había conseguido una reducción de hasta 20% en la tasa de sobrepeso infantil.

Para que el programa fuera puesto en marcha se capacitaron a más de 6 mil profesores nutriólogos que supervisan los menús en las escuelas así como la información que se proporciona a los pequeños.

Japón tiene uno de las esperanza de vida más largas del mundo y para ellos la alimentación es de gran importancia por su poder curativo.

Por otro lado, además de comer correctamente también se educa a los niños para que sirvan a sus compañeros y coman en compañía. Esto les sirve para aprender sobre las raciones adecuadas y para hacer de la comida un momento especial.

El programa es resultado de una ley implementada en aquel país que incluye educación nutricional en las escuelas así como otras acciones:  la prohibición de máquinas expendedoras de alimentos “chatarra” y bebidas azucaradas y supervisión constante de los menús que dan en las escuelas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS