Se busca que cuando se habla de cáncer ya no se piense inmediatamente en muerte. (Foto: Especial)

Inmunoterapia: la nueva esperanza contra el cáncer de pulmón

Ha habido grandes avances en la inmunoterapia en el último lustro
Karla Pineda Román| El Universal
19 Marzo, 2018 | 09:00 hrs.

El cáncer de pulmón es el más mortal en el mundo. Es el segundo más incidente en  hombres y el tercero en mujeres. De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología, cada año mueren cerca de 1.2 millones de personas por este mal.

De los pacientes, el 80% son fumadores, mientras que el resto nunca había tenido contacto con el tabaco. Por desgracia, este mal se ha estigmatizado y se piensa que quien sufre cáncer de pulmón es fumador; no obstante, existen otros factores que lo detonan, como el humo de leña o la contaminación, por mencionar algunos.

“Si se compara con el de mama o próstata, mientras el 60% de casos son curados y la mitad de los de próstata también, en pulmón solo el 10% sanan y esto se debe a que en los demás pacientes se diagnostica tarde, cuando está en fases avanzadas o con metástasis.

“Los síntomas de cáncer de pulmón son muy vagos, lo cual favorece que se retrase su  detección y tratamiento, pues generalmente comienzan con tos, pero ésta puede ser a causa de una gripa, infecciones o neumonía.

Lo ideal es acudir con el médico general y, si no se ve mejoría, visitar al neumólogo, quien hará un diagnóstico más profundo y canalizará con un oncólogo, de ser necesario”, explica el doctor Jerónimo Rodríguez Cid, médico adscrito al Centro Oncológico de Médica Sur.

contaminacion.jpg

Nuevos tratamientos

Para Rodríguez Cid, quien también labora en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), la oncología evoluciona a pasos agigantados, con mejores tratamientos, medicina personalizada o seguimiento individualizado; por lo tanto, no se tratará igual a un hombre que toda su vida fumó en comparación con una mujer que es atlética pero que también padece cáncer de pulmón.

“Hoy no queremos que al escuchar cáncer de pulmón pienses automáticamente en muerte, lo que buscamos es cronificar la enfermedad. Por ejemplo, las personas con diabetes o hipertensión no se curan, pero llevan un adecuado control que les permite vivir más años y con buena calidad de vida. A eso le apostamos con el cáncer ”, menciona el especialista.

Innovación en inmunoterapia Dentro del Simposio de Actualidades y Nuevos Tratamientos para el Cáncer, organizado por Médica Sur en alianza con la Clínica Mayo, el doctor Julián Molina expone los grandes avances en la inmunoterapia en el último lustro.

“Antes no se sabía mucho del tema, todos los intentos de utilizar el sistema inmune para atacar el cáncer eran negativos; posteriormente, encontraron la razón por la cual los tumores son capaces de esconderse del sistema inmune, es decir, las células inmunes deben tener la capacidad de conocer y diferenciar las células normales de las cancerosas.

“Es así que el sistema inmune identifica unas proteínas que se encuentran en la superficie de las células llamadas PD-L1; entonces, cuando una célula tumoral expresa ese PD-L1, la célula inmune piensa que es normal, no la ataca y la deja crecer”, indica el doctor Molina.

Esto desembocó en el descubrimiento de unos compuestos llamados anticuerpos que  bloquean el PD-L1 y PD-1 y, al hacerlo, provocan que el sistema inmune reconozca y  ataque células cancerosas. Mo lina agrega que la diferencia entre inmunoterapia y quimioterapia es que ésta última suministra químicos para matar cualquier célula, normal o anormal.

“Pueden analizar a 100 pacientes con fase avanzada y, en 25 casos, la respuesta será positiva, el tumor disminuye o desaparece. Hace 10 años, el paciente sobrevivía de seis a nueve meses; hoy tiene esperanza de vida de dos a cinco años”, asegura.

inmunoterapia.jpg

Ventajas y desventajas

Uno de los beneficios más notorios de la inmunoterapia es que el 90% de los pacientes reciben bien el tratamiento, sin efectos colaterales. Quizá se sientan un poco cansados, pero no se les cae el cabello, no vomitan, no bajan sus glóbulos blancos, no sufren infecciones y, en general, continúan su vida con gran calidad.

La desventaja sería el costo excesivamente alto. Los tratamientos se dan cada dos o tres semanas y uno solo puede costar 20 o 25 mil dólares; los pacientes los requieren por meses e, incluso, años.

“Hace cinco meses, se aprobó otra medicina de inmunoterapia, pero el costo es de 450 mil dólares, fuera del alcance de la gran mayoría de pacientes. Pero el costo no está en manos del científico o del médico, sino de los políticos, que podrían negociar y brindar este tipo de medicinas a un mejor costo”, subraya el oncólogo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS