La mayoría de la vitamina A provenía de frutas y verduras, en lugar de alimentos de origen animal o suplementos vitamínicos. (Foto: Especial)

Ingerir vitamina A reduce el riesgo de cáncer de piel

Las personas que consumían altos niveles de vitamina A tenían un riesgo 17% menor de cáncer de piel
Redacción | El Universal
05 Agosto, 2019 | 09:16 hrs.

Las personas que consumen altos niveles de vitamina A en sus dietas tiene un riesgo menor de desarrollar el segundo tipo más común de cáncer de piel, conocido como carcinoma cutáneo de células escamosas.

Así lo reveló un estudio publicado este miércoles por investigadores de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, quienes encontraron una reducción del 17% en el riesgo de presentar esta enfermedad.


 

“El cáncer de piel, incluido el carcinoma de células escamosas, es difícil de prevenir pero este estudio sugiere que una dieta rica en vitamina A puede reducir el riesgo, además de usar protector solar y reducir la exposición al sol", dijo en un comunicado el profesor asociado, Eunyoung Cho.

Lo anterior se descubrió luego de que los investigadores analizaron resultados de dos estudios observacionales a largo plazo, que incluyeron a más de 126 mil participantes.

Ambos estudios preguntaron a los participantes sobre el color del cabello, la cantidad de quemaduras solares graves que habían recibido en su vida y cualquier antecedente familiar de cáncer de piel.

Después de agrupar a los participantes del estudio en cinco categorías según los niveles de ingesta de vitamina, se encontró que las personas con una ingesta mayor de vitamina A tenían un 17% menos de probabilidades de contraer este cáncer de piel.

Estos consumían en promedio la cantidad de vitamina A equivalente a un camote mediano horneado o dos zanahorias grandes cada día.

Los hallazgos, publicados en el Journal of the American Medical Association Dermatology, también descubrió que la mayoría de esta vitamina provenía de frutas y verduras, en lugar de alimentos de origen animal o suplementos vitamínicos.

También se encontró que la ingesta de otros pigmentos de origen vegetal similares a la vitamina A, como el licopeno, estaba asociado con un menor riesgo de cáncer de piel.

El artículo indicó que no puede establecerse la causa y efecto de este suceso, debido a la metodología (observación) utilizada en el estudio.

Este cáncer no suele ser potencialmente mortal, aunque si no se trata a tiempo puede propagarse a otras partes del cuerpo y causar complicaciones graves. Las causas de su aparición es la exposición prolongada a la radiación, según información de la Clínica Mayo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS