¿Hongos en las manos?

Su aparición comienza con una infección micótica en los pies hasta ocasionar cambios de color y textura
Redacción | El Universal
03 Octubre, 2017 | 13:00 hrs.

Por falta de higiene o por descuidos, las uñas son las víctimas de onicomicosis. La infección causada por hongos ataca con mayor frecuencia a las uñas de los dedos del pie. Aquí te dejamos seis datos que debes saber sobre esta enfermedad.

1. Produce pocas molestias

En raras ocasiones, la onicomicosis produce molestias a las personas que la padecen, aunque a veces puede llegar a presentarse dolor leve.

La infección micótica puede causar fragilidad, engrosamiento y pérdida de brillo en la zona afectada. Además de cambio en el contorno de la uña, aflojamiento y desmoronamiento.

2. El culpable es un hongo

Es producida por los hongos Trichophyton tubrum o incluso la Candida albicans, capaces de invadir las estructuras de la piel. Su aparición comienza con una infección micótica en los pies hasta ocasionar cambios de color y textura en una o más uñas.

3. Son contagiosos

Aunque no existe peligro de trasmisión por mantener contacto con una persona con onicomicosis, los riesgos de contraerla se incrementan si se comparten calcetines, zapatos y cortauñas. También si se tienen lesiones en la piel o en las uñas, problemas del sistema inmunitario, piel húmeda por mucho tiempo y uso de calzado inapropiado.

4. No siempre son enfermedades causadas por hongos

La infección por hongos en las uñas es la enfermedad más habitual tratada por los dermatólogos.

De acuerdo con Shari Lipner, profesora de dermatología en Weill Cornell Medicine, no todos los problemas en las uñas son provocados por hongos, pues existen varias afecciones como la psoriasis —enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación en las personas— o los traumatismo que suelen confundirse con esta enfermedad.

5. Diabéticos pueden tener los mismos tratamientos

En la mayoría de los casos, la infección micótica se cura por medio del crecimiento de uñas nuevas no infectadas o a través de medicamentos capaces de combatir el hongo. No obstante, pese al éxito del tratamiento, la infección puede reaparecer.

Al no ser una enfermedad grave, los tratamientos de la onicomicosis se recomiendan en pacientes con diabetes, sida u otros factores que puedan agravar la infección.

6. Señal de otras enfermedades

La presencia repentina de hongos puede alertar la presencia de otros problemas de salud como dificultades circulatorias, diabetes o un sistema inmunitario vulnerable.

 

Con información Medline Plus y WebConsultas

    QUÉ DICEN LOS USUARIOS