Los hombres tienen un mayor riesgo de morir de cáncer de seno que las mujeres. (Foto: Especial)

Hombres cuya hermana o madre tuvieron cáncer de mama tienen riesgo de padecerlo

Los hombres tienen menor cantidad de tejido mamario lo que ayuda a la detección del tumor
Redacción I EUROPA PRESS
19 Septiembre, 2019 | 13:00 hrs.

Realizar la mastografía en hombres con factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama podría prevenir las defunciones en esta población en particular, según revela un estudio publicado en la revista Radiology. 

Los hombres con un familiar inmediato que tenían cáncer de seno, como una hermana o madre, pero no un primo, tienen tres veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad.

En la investigación participaron mil 869 hombres, de 18 a 96 años, que se hicieron una mastografía en NYU Langone entre 2005 y 2017. 

Algunos buscaron estas pruebas (mastografía  de diagnóstico) porque sintieron un bulto en el pecho, mientras que otros no tenían síntomas y querían ser examinados porque un miembro de la familia había sido diagnosticado recientemente con la enfermedad.

En total, se encontró que 41 hombres fueron confirmados con cáncer de seno por medio de una biopsia de tejido mamario y de los 271 hombres que se sometieron a exámenes de detección, cinco tenían la enfermedad. 

Todas las personas con cáncer de seno se sometieron a una cirugía (mastectomía) para extirpar su tumor.

Uno de los hallazgos clave del estudio fue que la mastografía fue más efectiva para detectar el cáncer en hombres de alto riesgo que para las mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama.

Por cada mil exámenes en estos hombres, 18 tenían cáncer. Por el contrario, la tasa de detección para las mujeres es de aproximadamente cinco por cada mil exámenes. 

Los investigadores atribuyen este resultado en parte a la menor cantidad de tejido mamario en los hombres, ya que más tejido puede enmascarar la detección de tumores pequeños.

"Nuestros hallazgos muestran el potencial de la mamografía en la detección cáncer de seno  en hombres con alto riesgo y en la detección de la enfermedad mucho antes de que se haya propagado a otras partes del cuerpo", dice el investigador principal del estudio y radiólogo de diagnóstico de Perlmutter, Yiming Gao.

Entre los otros hallazgos importantes del estudio se encontraba que los hombres que ya habían tenido cáncer de seno tenían 84 veces más probabilidades de tenerlo nuevamente que los hombres que no tenían antecedentes personales de la enfermedad. 

En el estudio también se observó que la mayoría de los hombres analizados buscaron pruebas debido a las preocupaciones sobre una masa mamaria. 

Esta tendencia, la de esperar para sentir un bulto antes de buscar atención, podría explicar por qué los hombres tienen un mayor riesgo de morir de cáncer de seno que las mujeres, a pesar de que la enfermedad es mucho más común en ellas. 

Los investigadores señalaron que hace falta más investigación para determinar a qué edad y con qué frecuencia se deben realizar mastografías en hombres con alto riesgo.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS